Marina Díaz Guzmán, actriz que protagonizó “Manteles, huevos y cuchillos”, comentó que la obra logró gran aceptación y algunos hasta derramaron lágrimas tras conocer la historia de una madre de 70 años que espera la llegada de su hijo.

“No esperaba esto, pero sí tenía clara la temática tan amazónica, es por nuestros ríos y caseríos la vivencia de esta persona, las creencias como transmitir este mundo cultural. Eso yo trataba de internalizarme al máximo con este personaje, de pronto el público se sintió muy identificado con el contenido de la obra y los ha sacudido”, narró.

Díaz indicó que este montaje fue una experiencia enriquecedora e interioriza el personaje, entendiendo el texto y el espacio.

“Había una loneta en el piso en la que me desplazo y no es lo mismo que el piso liso. Luego había que bailar algo y también había diferencia, luego como un texto en la medida que has interiorizado el cuerpo se va por donde debe ir. Es corporia intuitiva y finalmente eso enriquece”, manifestó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí