El Apra no es el camino

349
2
Compartir

El Apra no es el camino

ESCRIBE: Jaime Vásquez Valcárcel

Ya sabemos que Moisés Panduro Coral, dirigente principal del aprismo loretano y por ende conductor de las últimas derrotas de dicho partido, tiene su propia agenda. Porque eso nos permite comprobar que la politiquería puede impregnarse de las mentes más lúcidas. Coincidentemente con las declaraciones del excongresista Augusto Vargas Fernández en el sentido que nunca votaría por Iván Vásquez Valera –quien según el exlegislador sí puede tentar una nueva reelección- aparece un pronunciamiento donde se cuestiona la gestión regional, focalizando los males loretanos y tácitamente personalizándolos. Y es que parece que Panduro –contrariamente a lo que piensa Vargas Fenández- cometerá el mismo error que sus colegas políticos colocando como blanco de sus dardos a la gestión regional. Lo curioso del asunto es que esa misma estrategia le ha llevado a derrotas electorales a Moisés y sus seguidores y no aprende la lección.

Curiosamente el pronunciamiento solo lamenta lo que sucede en la Municipalidad de Maynas y pide a “las partes en conflicto” a encontrar el camino del diálogo. El tema Maynas a Moisés le sirve como pretexto para dedicarse en cuerpo y alma a cuestionar a la administración regional. No abunda en cifras y ni toma posición ante los evidentes signos de perjuicio presupuestal edil y se olvida que los trabajadores de esa entidad han realizado un exitoso paro pidiendo lo que Moisés no se atreve a hacerlo. Y Moisés, representante de la empleocracia, sabe cómo se manejan los recursos del Programa Vaso de Leche y del recojo de residuos sólidos porque se desempeñó hace poco como funcionario. Es decir, entre la leche y la basura, Panduro sabe lo que es alimentar a los empresarios y engordar a los cerdos que merodean las oficinas de Presupuesto y Planificación. Obviarlos hace obvia cualquier explicación.

Y, como si el IIAP no administraría los recursos del canon petrolero, Moisés lamenta que las obras de alcantarillado se ejecuten con dinero que eran transferidos a ese organismo y calla –como lo hacen todos los “científicos sociales” que soplan mejor al viento cuando el aire les parece putrefacto- sobre la ilegalidad que sostiene al presidente Reátegui. Y no es que Moisés desconozca el tema sino que focaliza sus críticas a lo que podría resultar políticamente correcto y no profundiza sus pedidos hacia todos los organismos que administran nuestro canon petrolero. Y si de pedir cuentas claras se trata el compañero Panduro, bien haría en explicar o pedir explicaciones de la forma cómo se ha entregado la obra de la plaza Quiñones en San Juan, distrito que le es (o era) afín. Porque hasta donde sabemos en esa jurisdicción también se administra fondos públicos. Y no le vamos a pedir que se pronuncie sobre los colegios emblemáticos porque podemos terminar con otro pronunciamiento pero en contra de la gestión de su propio líder.

Se entiende que Moisés –con los compañeros que le acompañan en la Directiva- intente iniciar una campaña electoral para convertirse en candidato en desmedro de sus rivales internos. Pero comete el error de focalizar su reingreso al predio lanzando dardos camuflados contra unos y flores perfumadas con “diálogo” para otros cuando ya se ha probado que esa estrategia no rinde sus frutos. Claro que para calentar el avispero, luego del fracaso de la revocatoria, no es un mal ensayo. Aunque con esto se evidencie que el Apra no es el camino o, por lo menos, no está en la dirección correcta.

(Visited 29 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorJhodernet
Artículo siguienteEl letrero olvidado

2 Comentarios

  1. Si algo queda claro, es que MOisés conoce muy bien cóMO se come en el municipio de Maynas, plato del cual comieron con Juan Carlos Del Aguila y Hnos y compañeros apristas, ya se olvido que su Compañero dejó sin leche a muchos niños por “guardarlo” en su casa. Ay apristas, ratistas.

  2. Muy bien dicho Jaime, cuando hay que decir las cosas se dicen sin medias tintas, sin duda que a este señor panduro tus palabras lo desubicaran pero como mas puede la sinverguenceria aprita no se inmutará, ´sobre la obra de la plaza de san juan y sobre como alimentar a los emprearios sabe mucho sino como engordó su billetera dirigiendo el programa construyendo Perú, es un pocre diablo…

Comments are closed.