Skip to content

PROPOPIUK: “SER BAILARÍN SENSUAL NO ES SER TRABAJADOR SEXUAL”

Christian Prokopiuk, fue un reconocido bailarín exótico o sensual que hasta hace unos años trabajó animando despedidas de solteras entre otros eventos dirigidos para mujeres.

Prokopiuk, quien es abogado de profesión, llegó a Lima en febrero de 2002 y debutó en este rubro tres semanas después al igual que sus demás compañeros.

“Éramos bailarines, porque ser stripper es sinónimo de cosas malas, de droga, alcoholismo… Teníamos respeto, reglas y teníamos que cuidar nuestra imagen”, explicó.

Entre el 2001 al 2004 estaban de moda en Lima los locales Piso 14, Lebois y Tentaciones, ladies bar donde se permitía únicamente el ingreso a mujeres y se brindaba todas las medidas de seguridad. 

Comentó que Atala, la dueña del local, rompió con el estigma de que un stripper es un trabajador sexual. Ella contactaba y preparaba a chicos que no sabían bailar y aprendían desde cero. 

“Teníamos un profesor de baile, teatro y etiqueta. Nos brindaban todas las enseñanzas para debutar en el escenario con una ecografía sensual y bien planteada”, manifestó.

Se dirigió a todos los jóvenes que incursionan en este ambiente y les aconsejó que a futuro busquen otros ingresos, porque esta actividad es pasajera.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /secondary/proycontracom/public_html/wp-includes/functions.php on line 5275