INCENDIO CONSUME VIVIENDA EN BAGAZÁN

Un acto inocente terminó en tragedia. En cuestión de minutos, doña Blanca Dávila de Morí de 68 años perdió parte de sus pertenencias luego del incendio que afectó a su vivienda ubicada en la calle 12 con prolongación Penjamo, en el sector de Bagazán, Belén.

La anciana encendió una vela a los santos para orar por su sobrina, quien se encontraba mal de salud. Minutos después que decidió retirarse para visitar a la enferma, se dio con la mala noticia que había fallecido. 

“Deje prendida una vela y estaba rezando por mi sobrina, pero ya falleció en el momento que se quemaba mi casa, estaba yendo al hospital y en medio camino me llamaron a decir que murió”, contó la afectada.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Please enable javascript to post a comment !