Skip to content

El Amazonas como canto y desencanto

ESCRIBE: Jaime Vásquez Valcárcel

Twiter: @JaiVasVal

Se ha armado un remolino en torno al canto del Amazonas donde están varios factores en juego y muchas personas en pugna. Por lo menos tres funcionarios del Gobierno Regional de Loreto y el propio Pepe Lucho Alván me confirman: la idea inicial del gobernador Elisbán Ochoa Sosa era reactivar el FICA. No sólo para cumplir una promesa de campaña sino porque está convencido que Loreto merece un festival de canciones. Incluso uno de los consultados, que prefiere no ser mencionado, me indica que Ochoa personalmente comenzó las coordinaciones hasta que alguien le convenció que mejor es hacer un “recordaris” de festivales. Y así se armó el despelote con personas que quieren que se suspenda la fiesta y otros que señalan que se hace de todas maneras.

¿En qué momento se pensó en un recuerdo de festivales y se optó por una copia de aquello que se denominó en su momento “juntos haremos el canto del Amazonas”? Danilo Tello, gerente general del Gorel, señala que todo estaba marchando bien. Se había sostenido reuniones con Pepe Lucho Alván, quien se presentó como representante de la AC-FICA. El presupuesto inicial era 300 mil soles. Ese monto iba a destinar la entidad regional y también se iba a recibir aportes de la empresa privada. ¿Quién iba a manejar el dinero?, pregunto a Tello. “Ahí comenzaron los problemas”, me dice. Armando Almeida, subgerente de Cultura del Gorel dice lo mismo. Pepe Lucho Alván señala todo lo contrario. “Ellos mienten en todo”, señala. Desde el inicio la idea era que el dinero sea manejado por una comisión con funcionarios del Gorel. La participación de Pepe Lucho, según su versión, se limitaría a gestionar la contratación de artistas y los pagos y contratos era responsabilidad de la comisión. El Gorel funcionaba como promotor y auspiciador, más no como organizador. El motivo de la discordia se inició cuando no se pusieron de acuerdo en la participación de la AC-FICA. Había algunas condiciones que no se aceptaron y poco a poco se fue enfriando la relación. La idea inicial era contratar a “Pandora”, “Ráfaga” o “Los iracundos” para darle el nivel de internacional. El grupo mexicano cobraría 38 mil dólares, el que servía de nexo en México era Ramón Coriat, loretano que radica en ese país hace muchos años y se mueve en el mundo del espectáculo azteca y se mantiene en constante comunicación con Pepe Lucho. No se pensaba hacer algo grande este año por el tiempo que quedaba y mientras se hacía esas coordinaciones las desavenencias aumentaban. En un momento se pensó en usar sólo el logo del FICA, lo que Pepe Lucho no aceptaba. Como el Gorel, principal financista y promotor del certamen, se estaba impedido de usar la denominación de FICA, desde la subgerencia se decidió “hacer un recordaris”. Sin tomar en cuenta a Pepe Lucho. “Esto es el inicio porque se quiere hacer una cosa grande, y el presupuesto es de Cultura, se trabaja hace varios meses, tuvimos un paréntesis por la ExpoAmazónica y en setiembre retomamos el tema”, señala Almeida, quien dice que él fue quien entregó el proyecto al consejero Trujillo porque no tiene nada que ocultar. Aprovecha para señalar que todo este “escándalo” ha sido creado por Pepe Lucho, Andrés Ferreira, Janet Reátegui y el consejero Trujillo, quienes quieren aprovechar políticamente la situación.

Volvamos al canto del Amazonas. La tarde del sábado los funcionarios del Gorel que tienen que ver con la organización se reunieron y ratificaron que de todas maneras se organiza. Las declaraciones del Vicegobernador y demás los ha molestado, pero no desistirán en el intento. Varias personas cercanas al gobernador inicialmente estaban en contra de traer a tanto personaje que representa precisamente lo contrario a lo que quiere mostrar la gestión de Ochoa, pero entre ponerse del lado de Ferreira o de Elisban, se quedan con el segundo. Y hoy, se mantienen en silencio o se han pronunciado a favor en las redes sociales cuando días antes opinaban diferente.

La AC-FICA fue una idea de Daniel Linares Bazán para facilitar el manejo de recursos. Silfo Alván del Castillo, ya metido en la organización de los festivales, dispuso la constitución de una asociación civil sin fines de lucro. Así nació AC-FICA. Y siempre hubo problemas con el manejo de los recursos. En el año 1981, la entonces Cordelor entregó fondos a la organización y, a pesar de las reiteradas peticiones, el Presidente del Comité Organizador de ese entonces, Claudio Suárez Romarioni, nunca entregó la rendición de cuentas. Debido a varios problemas el FICA tuvo un receso de varios años. Cuando se volvió a organizar ya Silfo Alván era alcalde y había un conflicto de intereses hecho público por esos años. La Municipalidad Provincial de Maynas había acordado la entrega de 30 mil soles a la organización que estaba presidida por el mismo Silfo Alván del Castillo. Se salvó la situación de alguna forma. Eso no se podría hacerse hoy. Pepe Lucho Alván, uno de los hijos de Silfo, es también el único de los herederos del exalcalde de Maynas, empeñado en reactivar el festival desde hace varios años. Me dice que su empeño es porque no siempre las herencias son económicas sino juega mucho el sentimentalismo. “Es una herencia sentimental que me ha dejado mi padre”, dice. En ese empeño ha reactivado la AC-FICA y, tal como hizo su padre, puso de Vicepresidente al padre Joaquín García Sánchez. La intención de Pepe Lucho era ponerlo como Presidente, pero el padre se disculpó por su avanzada edad. El representante legal y Presidente es Pepe Lucho Alván. También se ha incluido en la directiva a Mario Linares para que vea la parte administrativa y contable. Uno de los integrantes de la nueva AC-FICA, Luis Luna, periodista que no formó parte de la organización del FICA en sus primeros años y que luego fue llamado por el propio Silfo Alván, también ha sido incluido en la directica. Habló con él y no quiere dar mayores detalles. Ni de lo que fue el FICA antes ni lo que será en el futuro. Sí se sabe que Pepe Lucho impulsa un proyecto para que en agosto del 2020 vuelva el festival y coincida con la celebración de la declaración del Amazonas como maravilla natural.

En medio de toda esta discusión, los organizadores han soltado algunos nombres de artistas que serán “homenajeados”. Tito Rodríguez es uno de ellos. Pero al momento de escribir esta crónica el popular Shicshi desconoce ese homenaje. También se ha mencionado a “Los Wemblers”, Raúl Vásquez, Javier Isuiza y Pepe Peña. El monstruo de la canción prefiere no darme detalles y confirma su participación “con mis temas de siempre” y aprovechará para visitar a los amigos que tiene en Iquitos. Un funcionario del Gorel me afirma que se entregará diplomas de reconocimiento a los artistas y que Pepe Peña les ha hecho saber que requiere recursos económicos para viajar a Lima por un problema de salud y que eso de diplomas no es suficiente. Le han dicho, me indica mi fuente, que se le entregará un cheque. Pido la cifra y no me saben decir. Solicito a Pepe Peña si es verdad todo ello y guarda prudente silencio. También se ha anunciado que Nelly Varela y Hertz Hemerith serán los presentadores. Pregunto a ambos y me dicen que no se ha concretado nada aún. Uno de ellos ha pedido el programa preliminar y hasta el cierre de este informe no le entregan. Como quien no quiere la cosa les pregunto el monto que les han ofrecido por ese trabajo y, cada uno a su manera, me fintea la pregunta y no sueltan, se comprende, prenda. Pepe Lucho afirma que Cayo Vázquez, quien apareció el día de la conferencia de prensa, es uno de los que se ha encargado de la programación ya hace algunos meses trabaja en el asunto pero que no sabe nada de este tipo de organizaciones y menos tratar con artistas. Pregunto sobre el tema a Cayo Vásquez y que sólo está como empleado de la oficina de Cultura y que la programación la dirige la Comisión presidida por el Gerente General. Insisto para que diga de quién fue la idea de contratar a Michel Soifer y responde” “Eso te lo puede decir el Presidente”.

En medio de todas estas discusiones y cifras se ha producido el incendio en el centro comercial “Sachachorro” y al instante se ha dicho que cómo es posible que se gaste tanto en un festival y no se tenga para equipar a los bomberos. Tampoco, tampoco. Miren Chile. Luego de los desastres sociales y la protesta ciudadana no se ha dejado de trabajar en el Festival de Viña del Mar. Hay que equipar a los bomberos, pero no hay que paralizar las demás actividades. Más allá de la improvisación que se nota y la falta de transparencia en el manejo de la cosa pública hay que insistir en que se comience a planificar las cosas sin que sean producto de la circunstancia. Con o sin festival el 13 de diciembre se debe evitar hacer un festín con la plata que sí tiene el Gorel.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /secondary/proycontracom/public_html/wp-includes/functions.php on line 5275