Sheyla Sevillano, titular de la Dirección Regional de Producción (Direpro), indicó que la comercialización de pescado no está prohibida, lo que se pide a los negociantes que comercializan la pesca que procede de frontera, es que regularicen el proceso de importación con requisitos legales para asegurar su procedencia y no ser considerado como contrabando.

“El pescado que llega a la ciudad tiene toda la certificación de que va a llegar y no va a desabastecer, lo que si es que los comerciantes que desean traer productos de otros países, deben realizar trámites ante el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes) y Aduana ya que esto se considera una importación”, dijo.

En ese sentido indicó que se debe emitir por la sede de dirección subregional en Caballococha, que certifica la procedencia del pescado peruano que es fresco congelado y no eviscerado, pero no del pescado brasileño ni de otros países.

“No existe control en la zona fronteriza, no solo Direpro es la única involucrada, sino también Sunat y Aduanas, este año nos hemos reunido todas las instituciones y también Sanipes para tener un plan de trabajo y deslindar responsabilidades para que esta actividad se pueda seguir dando”, detalló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí