La Institución Educativa Nº 6010121 “Juan José Bardales Chuquipiondo”, no cuenta con buena infraestructura y está abandonado desde hace varios años por las autoridades. No cuenta dicha institución.

“El colegio cuenta con un pozo al interior de las aulas que no permite trabajar con tranquilidad en el turno tarde. El agua es propicio del dengue o una pandemia y también tenemos el problema de las abejas que son un enemigo para los niños”, manifestó el director Luis Pérez Tafur.

El pasado miércoles una comisión del Ministerio de Salud para darnos unas recomendaciones dado que no cuentan con almacén para guardar los productos de Qali Warma.

El perímetro de la institución está completamente deteriorado y no brinda seguridad para custodiar los bienes e inmobiliario que servirá para los 125 alumnos matriculados. “Un poquito que nos discriminan por las condiciones del colegio. No hay seguridad, los niños se escapan a la hora del recreo”, contó.

“Estoy rotando cada día a un maestro, pero limitadamente porque ellos cumplen sus funciones, me comentan que encuentran a personas de mal vivir y fumones, como no hay seguridad todo está abierto, las tablas podridas y entran hacer actos obscenos, lo que es preocupante”, dijo.

El problema es tal, que se vieron en la obligación de suspender las labores escolares que iniciaron el 11 de marzo. Un grupo de varones, tuvieron que desaguar el agua empozada que se ha convertido en un foco infeccioso.

Pérez Tafur indicó que durante una reunión pública que sostuvieron con el alcalde Olmex Escalante, se comprometió a visitar el colegio junto a sus funcionarios, cosa que no cumplió. “A la fecha no vino, lo tomamos como una mentira”, dijo.

“El ofreció públicamente que si no contestan sus funcionarios los va a sancionar, pero ni el mismo contesta cuando se le llama. Desde acá le pido al alcalde de Punchan, que se identifique, que no solamente ofrezca sino cumpla”, declaró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí