La ciudad perdida (3)

356
0
Compartir

Hay personas que siendo insulares parecieran que el agua de Sachachorro les genera una severa distorsión en lo que ven. Es una grave miopía y astigmatismo a la vez. La bendita agua tiene un efecto contrario en el globo ocular de esas personas, por lo general, son simples de corazón que tienden a edulcorar los males del viejo puerto, vieja práctica de ciertos viajeros de paso también. Me cuentan que algunos la llaman Isla Bonita, claro, con claros ecos utópicos de la cantante Madonna, pero de bonita tiene muy poco, pareciera ser una isla de la pesadilla infernal por la bulla permanente en la que se vive. Se puede observar en las redes sociales donde se ponen a alabar como tontos las bondades de la ciudad es donde la gana el desgano, la desazón, la memoria corta. Casi siempre son personas que no viven día a día el deterioro de la ciudad. En una suerte de ángel exterminador de esas loas idiotas, muy recurrentes al boato del caucho, son los relatos de Gerald Rodríguez Noriega “Llena de luna”. Las historias navegan en el sentido contrario de esas aguas de las soflamas dulzonas que inundan este lado de la floresta. Los personajes son los perdedores del sistema, los que nunca ganan. Esos seres que los hacemos invisibles en nuestro día a día como el pintor del relato “La cabaña del pincel”. Son los excluidos, como señala Percy Vílchez en el prólogo, de la riqueza que dicen que abunda en este lado del bosque. Los relatos reunidos muestran un gran ejercicio literario de Rodríguez Noriega cuyo aliento, en muchos de ellos, está muy claro, que se decanta por la narración, de más largo aliento, como es la novela. En el caso de este narrador amazónico ha tocado diferentes palos que le ha servido como ejercicio de depuración de la palabra, ha pasado por la poesía y ahora navega en la narración. Se señalaba que la ciudad no tenía escritores, los relatos de Gerald lo niegan, hay narradores que pintan a esta ciudad difícil donde cunde la pobreza y la desesperación. Los relatos de Gerald arañan esa memoria empalagosa que es necesario sanearla.

https://notasdenavegacion.wordpress.com/

(Visited 31 times, 1 visits today)