Llámenlo subjetivo, si quieren

Elisbán Ochoa: Sigue con los aciertos y errores de campañas anteriores que le asegura un resultado similar. Es decir, colocará autoridades provinciales y distritales y consejeros en Loreto pero poco a poco le irán abandonando o los expulsará extemporáneamente por no cumplir con la agrupación que los llevó a ese lugar y, además, no cumplir con los compromisos electorales para con el pueblo y con el partido. En octubre ratificará que es un político predestinado para servir de agencia de empleo de otros políticos. Está a tiempo de enmendar rumbo pero su entorno asegura que no lo hará. Que siga teniendo como “vocero” a ese regidor que quiere ser consejero y no sirve para dar ni medio consejo. La entrevista con la señora Carmen Chapiama sirvió para demostrar su orfandad programática que sólo pudo evitarse con el “salvavidas” de la periodista, que se entiende.

Jorge Mera: Tendría que dedicarse a tiempo completo, exclusivamente a su candidatura. Se nota que reimpulsó su presencia mediática desde el día siguiente que fue proclamado como candidato por Pancho Sanjurjo. Después de su recorrido por “La Perla del Huallaga” debió mostrar lo apoteósico que fue su gira a los pobladores de la capital loretana. Es un paso perdido. Si lo puede recuperar ya es cuestión de su equipo de campaña, si lo tiene. Debería mostrar propuestas nuevas y aglutinadoras, antes que bailar al ritmo que le ponen los micros de los medios de comunicación. Agilidad y jovialidad es lo que debe transmitir y un poco más de seriedad.

Willer Sajamí: Su aparición en la última encuesta seria publicada hace algunos días debió provocar que arme un equipo diferente al de los demás. Pero está en más de lo mismo. Tiene ideas interesantes que con una estrategia agresiva puede meterle por los palos en la campaña a tal punto que nadie le pueda sacar del círculo.

Víctor Isla Rojas. Su reaparición en varios medios tiene que ver con su presencia electoral con logo nuevo. En la entrevista con Mary Pérez se le notó que quiere defenderse de todo y eso le desvía en lo que la gente quiere. Las acusaciones apócrifas tienen que ser desmentidas pero no ocupar más tiempo de lo necesario. Será difícil que se muestre con propuestas si sólo intenta despercudirse de las leyendas que sus “enemigos” políticos le han creado. Es un poco tarde para que emprenda un recorrido general por todo Loreto, pero tiene que hacerlo con más esfuerzo y recursos que si lo hubiera hecho hace un año. Por lo que se ocupan de él se prevé que será protagonista de la campaña. Principal o secundario, el tiempo lo dirá.

Lula Vásquez: Apareció de un momento a otro como precandidata de Fuerza Popular y sorprendió a propios y extraños, aunque quienes la conocen políticamente afirman que esa posibilidad se barajaba desde hace algunos meses. Su intervención en programas como el de James Beuzeville y Nancy Alarcón ha mostrado un lado muy benévolo de su figura política. Si se mete de lleno a las elecciones tendrá que soportar lo bueno, lo malo, lo feo y horrible que un proceso tiene. Habrá que esperar su intervención en programas menos condescendientes para tener una idea del perfil que desea dar y las propuestas que tiene.

René Chávez: Ha sido proclamado casi clandestinamente como candidato del MIL. Sería toda una sorpresa que salte de la provincia de Datem del Marañón a la región. ¿Es posible? En política es posible esto y muchas cosas más. Tendrá que pasar la valla de “posible” a concreto y será materia de análisis más concreto.

Los demás: Hay candidatos que sirven de globos de ensayo. No se los puede tomar con seriedad. Creen que mostrar un logo, desafiar a debates y escribir tonterías en las redes les da categoría de postulantes, cuando es todo lo contrario.

(Visited 113 times, 1 visits today)