Asunción. El nuevo presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se comprometió hoy, en el discurso tras su investidura en el exterior del Palacio de Gobierno, a dar fin a la corrupción y la impunidad y a edificar un sistema judicial independiente.

«Vamos a construir una Justicia independiente para que se acabe la impunidad en la República», dijo