Enfermedades de famosos

327
0
Compartir

Javier Vásquez

George Harrison, guitarrista de Los Beatles, sufría de una enfermedad neurológica conocida como Desorden Compulsivo Obsesivo, en la que se manifiesta una compulsión por el  orden y pulcritud extremas, haciéndose esclavo de sí mismo. No podía soportar servilletas o vasos de cartón dispersos en el estudio de grabación, suspendiendo cualquier actividad hasta que se limpiara la habitación. En los últimos años  de su vida John Lennon, líder del mismo grupo, sufría de anorexia, esto se puede comprobar viendo las fotos de sus últimos cinco años de vida.

Tom Hanks a los 36 años, actor de películas tan vistas como El código da Vinci y también Hally Berry, actriz de la película Gatúbela, fueron diagnosticados de diabetes. Michael Fox, actor de la inolvidable saga de Volver al Futuro fue diagnosticado de la Enfermedad de Parkinson a los 30 años de edad. Esta enfermedad produce movimientos involuntarios de las extremidades por la pobre producción de dopamina en el cerebro y generalmente se presenta a partir de los 50 años de edad.

Edgard Allan Poe, gran escritor norteamericano,  era un depresivo y alcohólico, víctima constante de pesadillas y alucinaciones que marcaron tanto su vida como su obra. Vincent Van Gogh, pintor holandés postimpresionista, creador de un impactante cuadro como Los Girasoles, era maniaco depresivo (bipolar) y pasaba rápidamente de una profunda depresión a una gran euforia, que le resultaban muy ricas a nivel de su creación artística. Aunque para muchos críticos de arte, su mejor obra no fue realizada bajo estados de enajenación, sino que fue producto de un control técnico absoluto. Otros refieren que sufría de Porfiria aguda intermitente, enfermedad que afecta el sistema nervioso, ocasionando trastornos gastrointestinales, alucinaciones y convulsiones.

Ludwing van Beetoven, compositor inigualable y Leonardo da Vinci, genial pintor entre otros oficios, sufrían de trastorno bipolar.

El rey Enrique VIII de Inglaterra desde 1509 hasta su muerte en 1547, fue famoso por haberse casado 6 veces y deshacerse de sus esposas ni bien perdía interés en ellas. Años más tarde se descubrió que la posible causa de la crueldad con que trataba a sus esposas, podía ser el síndrome de McLeod, una enfermedad congénita que interfería con la procreación y que causó que muchos de sus hijos murieran de manera prematura como consecuencia de problemas físicos y mentales. Fue el inspirador para Rick Wakeman, gran músico inglés, creara su magistral obra titulada Enrique VII y sus seis esposas.

Abraham Lincoln sufría de Sindrome de Marfán,  mal hereditario, que le ocasionó hiperextension de las articulaciones; esta enfermedad afecta también el esqueleto, los pulmones, los ojos, el corazón y los vasos sanguíneos. Albert Einstein, descubridor de la teoría de la relatividad sufría del Sindrome de Asperger, un tipo de autismo que provoca  dificultades para interactuar socialmente, con un comportamiento rutinario y obsesivo.

Lo que no se documenta mucho es que Isaac Newton, el descubridor de la Ley de la Gravedad, ha sido analizado por psiquiatras de renombre y todos concuerdan con que tenía un trastorno mental, pero no se logran poner de acuerdo en cuál. El físico sufría de brotes psicóticos, delirios, lo que se puede notar en algunos textos. Otros señalan que padecía esquizofrenia.

Y para terminar, hay varios personajes históricos que sufrieron sífilis, entre ellos Friedrich Nietzsche, gran filósofo, literatos como Stendhal, Maupassant, Joyce, Byron, Rimbaud,  Baudelaire, Wilde, Tolstoi, Verlaine, músicos como Schubert, Liszt, Donizetti; pintores como Goya, Gauguin y otros, como Samuel Colt, que inventó el revólver,  Casanova, Catalina de Rusia, Al Capone y Mussolini.

 

(Visited 58 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorJhodernet
Artículo siguienteLos otros ciudadanos 

Deja un comentario