Trinchera alba – Enero 13

396
1
Compartir

El otro equipo

Escribe: El compañerito

En la cumbre de la ilusión de cada hincha brilla siempre el metal de la victoria. Pero por muy fanáticos que seamos de la inmaculada casaquilla alba no podemos dejar de señalar que en estos momentos, mientras ejecuta su pretemporada en la selva alta, está  en desventaja. En forma inocente ha perdido su columna vertebral. Esa estructura básica, que lo conformaban los argentinos Dituro, Ramúa y Almirón, no irá más. No nos interesan las razones por las cuales los tres peloteros gauchos se fueron. Importa saber que no es fácil para nadie, ni para el mejor entrenador del mundo, encontrar los jugadores ejes del equipo. Encontrar la escuadra apta para definir los partidos con éxito, es otra hazaña.

La antigua y moderna doctrina del fútbol dice que no se improvisa un equipo de peloteros. Nadie puede reunir a varios jugadores al azar, hacerles  correr de un lado a otro detrás de un redondo balón y lanzarles luego a competir con los rivales. Aunque parezca mentira, algunos equipos de la perulería colera andan todavía en ese plan de tercera categoría, de improvisación letal.  El equipo albo, hasta donde sabemos y por más que nos duela, parece estar alejado de la doctrina de la eficacia. El entrenador del CNI ya tenía su columna vertebral, su equipo básico. Ha perdido esa continuidad y no hay nada peor en el fútbol que la inconstancia.

En esta pretemporada en las alturas selváticas don Marcial Salazar tiene, prácticamente,  que comenzar de cero. Tiene que volver a buscar el equipo que ya tenía entre manos. Debe armar otra  escuadra. Otro equipo. No el que enardezca el pesimismo cada semana con sus caídas de local, que  busque salvarse del descenso, que mantenga el suplico hasta el último partido. Tiene que encontrar el equipo capaz de ser protagonista en el campeonato que se viene. Es decir, tiene que trabajar el doble o el triple para cambiar de destino. Sólo así, buscando los primeros lugares, el equipo albo alcanzará el nivel que tuvo durante su pasada participación en el fútbol peruano. Sólo así, lejos de la cola y de la baja, el CNI será digno de sus hinchas de entonces y de todavía.

(Visited 27 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Hay que tener cuidado al entrar en el campo especulativo por que puede ser perjudicial al imaginar cosas que no existen y darlas por ciertas.

    Hablemos de realidades,pero ya sin mirar al pasado.El futuro nos interesa y a eso debemos martillear incesantemente.Pero Tambien eso tiene su limite por que no podremos “pedir peras al olmo” cuando peras no hay.Nos basta decir que siempre,siempre esperaremos lo mejor de nuestro equipo aunque sepamos que “de sandalias no podemos hacer zapatos” si vemos que nuestro equipo esta limitado.Esperamos que esto no sea el caso ahora.

    De lo que si podemos decir antes de considerar cualquier elemento de critica es que la dirigencia edil esta haciendo un juego muy peligroso al no contratar jugadores de tecnica mayor y especular con los resultados de las “pruebas”.Que les parece,ni ellos mismos saben si estos jugadores calibraran en el equipo.Que tal falta de criterio,de experiencia,de interes en la dirigencia del CNI.Es que acaso estamos especulando si estos nuevos jugadores valdran para nuestros propositos?.Pero parece que es asi y eso es muy criticable.Por que no retuvimos a Dituro,Ramua y Almiron?.Aqui se vee el valor de la directiva.Que pedian mucho?Pero honestamente,es que nuestro equipo no vale para nada otra que para “probar” jugadores.Y nadie nos da una explicacion del por que no se hizo el intento de retenerlos.La aficion pide,reclama explicacion de los directivos,por no retenerlos.Es “nuestro” equipo y si Uds van a tener nuestro apoyo,es mejor que las cosas cambien radicalmente.

Comments are closed.