Sin nada

172
0
Compartir

170-small

Impotente, dolido y con rabia de haber perdido todo en un abrir y cerrar de ojos. Cuando la tarde de domingo parecía ser uno de esos inolvidables de cielo despejado, todo se nubla, todo se derrumba ante la terrible realidad. Hasta cuándo seguiremos lamentando estas desgracias.

(Visited 36 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorCuidado con los bambas
Artículo siguienteJhodernet