Requiem por José Barletti Pascuale

1381
0
Compartir

NR: Publicamos este artículo del economista Pablo Soria, quien conoció muy de cerca y compartió varias jornadas con el profesor Pepe Barletti. Consideramos que, sin dejar el apasionamiento, Pablo realiza un acercamiento a la vida y obra de Pepe desde lo ideológico, político y familiar.  

Econ. Pablo Soria.

Lo vi por primera vez aquel lunes de formación escolar en el patio del CEN Loreto, a inicios de la década de los 80, un hombre de mediana estatura, barbado y de bigotes que apenas asomaba en una de las esquinas del segundo piso. Sí, era el profesor Barletti ¿sería el hombre malo y revoltoso como decían algunos medios? o en todo caso ¿cuál sería la razón de su rebeldía? Antes lo había visto, a la distancia, en las bulliciosas y masivas marchas del Frente de Defensa del Pueblo de Loreto, que movilizaba a todo un pueblo en su exigencia de una parte de la renta petrolera para el departamento, con el propósito de establecer una matriz productiva sostenible, porque este recurso algún día se acabaría.

Después me enteré que la Dirección Departamental de Educación de Loreto lo había retirado de la dirección de Colegio Fernando Lores Tenazoa de Tamshiyacu, donde en los años 70 había desarrollado un modelo de escuela abierta motivando la participación activa de los alumnos, padres de familia y comunidad. En el CEN Loreto lo habían confinado a una pequeñísima oficina de OBE (Orientación y Bienestar del Educando), que cuando algún profesor faltaba a clases, este cubría sus horas con temas relacionados con la familia, la persona humana y la sociedad. En clases y en las pocas oportunidades que conversamos nunca hizo referencia alguna a su militancia política y partidaria, pese a haber sido el fundador de un núcleo intelectual de Vanguardia Revolucionaria (VR) que luego devino en la Unidad Democrática Popular (UDP) que en las elecciones generales de 1980 postulara a Carlos Malpica a la presidencia de la República.

José Barletti vino a Iquitos a principio de los años 70, invitado por el P. Jesús San Román para codirigir el Estudio Socioeconómico de los ríos Napo y Amazonas, una investigación que durante más de medio año hizo que visitara todas las comunidades de estas cuencas, a bordo de una pequeña embarcación, para conocer sus prácticas culturales, sociales, alimenticias y productivas. Luego dirigió el Programa de Alfabetización Integral (ALFIN) a cargo de la oficina del SINAMOS de Iquitos, este programa estuvo dirigido a los pueblos jóvenes y localidades cercanas a Iquitos, que a mediados de los años 70 había cuadruplicado su población por la fiebre del petróleo, familias enteras abandonaron la zona rural en búsqueda de empleo en las más de 30 compañías petroleras que se habían establecido en Iquitos, por esos años se creía que la cuenca amazónica tenía tanto petróleo como el Lago Maracaibo en Venezuela o como en la frontera ecuatoriana más cercana. La asunción al poder del Gral. Francisco Morales Bermúdez trajo consigo el cambio en la orientación del Gobierno Revolucionario del Gral. Juan Velasco Alvarado, y por cierto un rompimiento con las facciones de la izquierda que lo apoyaron, y como consecuencia un desborde popular que culminó con la capitulación de Morales Bermúdez, quien convocó a Elecciones para la Asamblea Constituyente en 1978 y el retorno a la elección democrática de gobernantes desde 1980.

En diciembre de 1983 los medios locales informaban la convocatoria al Congreso Fundacional de la base de departamental de la Izquierda Unida en el local del SUTELORETO, al que acudí motivado por mis convicciones sociales y los pronunciamientos de adhesión de una decena de partidos nacionales de izquierda. En el local habían tres grandes grupos muy marcados: a la izquierda Patria Roja-UNIR, a la derecha el Partido Comunista del Perú y al centro el Partido Unificado Mariateguista, antes VR. Sin dudar me acomodé en el centro y cuán grata fue mi sorpresa al encontrar al Prof. José Barletti dirigiendo con entusiasmo y convicción a sus compañeros de partido, nos dimos un fuerte abrazo, yo contaba ya con 19 años y él no pasaba los 45. Desde esos días milito en la izquierda loretana y comparto con Pepe Barletti el sueño de hacer del Perú una Patria para Todos y de Loreto una región con dignidad y desarrollo sostenible.

En la década de los 80 Pepe Barletti fue un activo militante de la Izquierda Unida, habiendo sido candidato a la alcaldía de Maynas y a Diputado por Loreto en las elecciones de 1985, recuerdo su insistencia en todos los niveles para que se invitara a Antonio D´onadío entonces Presidente del Frente de Defensa del Pueblo de Loreto, a candidatear inclusive desprendiéndose de su primer lugar de la lista. D´onadío fue elegido Diputado por Loreto.

Entre mediados de los 80 y los años 90, Pepe Barletti participó activamente en los debates sobre el pésimo gobierno de Alan García y sus discrepancias políticas con los grupos levantados en armas, fortaleciendo la organización de campesinos de Loreto, el Frente de Defensa de San Martín y los gremios magisteriales y obreros, una clara apuesta por el respeto a la participación democrática de los pueblos en la construcción de su propio destino. En los años 2000, fue un estandarte en las luchas de Loreto contra el Acuerdo de Paz con Ecuador, debido fundamentalmente a la entrega de enclaves a dicho país. La protesta popular dio lugar a la formación del Frente Patriótico de Loreto, posteriormente y sin dar tregua desenmascaró la entraña corrupta y genocida del régimen dictatorial de Alberto Fujimori.

Fue uno de los impulsores de la Marcha de los Cuatro Suyos, que se inició en Iquitos con la presencia de Alejandro Toledo, evento crucial que llevó a Fujimori a renunciar por fax desde Brunei en noviembre del 2000, instalándose así el Gobierno de Transición liderado por el Dr. Valentín Paniagua con su promesa de refundación del Estado Peruano, para que no se repitiera la dictadura y la corrupción. Entre los años 2002-2005, el Profesor Barletti fue miembro del Consejo Nacional de Educación, donde trabajó en la elaboración del Proyecto Educativo Nacional y la formulación de la Visión de País sobre la Educación para el mediano plazo, un conjunto de planteamientos para consolidar el compromiso de la sociedad en la mejora sustancial de la educación como la base para la construcción de un mejor futuro.

En los últimos años el Profesor Barletti, luego de trabajar en la Dirección de Educación Bilingüe y Rural del Ministerio de Educación, se trasladó a Iquitos para impulsar la Centros Educativos Rurales de Formación en Alternancia (CERFA), para ofrecer educación secundaria en aquellas zonas donde por lo disperso de las comunidades resultara imposible para el Estado, se establecieron 12 en el Departamento de Loreto, Pepe se desplazaba regularmente y hacía hasta lo imposible para visitar a todas más de una vez al año. Con los CERFA se logró reducir el inicio de educación secundaria de 16 a 12 años y sobre todo ampliar la participación de las niñas a cerca del 50%. Tuve la oportunidad de acompañarlo dos veces a visitar el CERFA de Llachapa, en el río Napo, los profesores y alumnos lo querían como un padre o más como un abuelo, desarrolló formatos e instrumentos para facilitar la enseñanza de los cursos básicos y del idioma inglés. Estuvo dedicado plenamente a implementar mecanismos para ampliar la educación inicial, siempre explicaba que los bajos niveles alcanzados en las pruebas desempeño escolar tenían como causa la ausencia de educación inicial en la zona rural.

Esta mañana aprovechando mi breve estadía en Lima, llamé a Corina Cárdenas, su compañera y esposa de siempre, para ir a visitarlo, sentí un enorme vacío al conocer que hacía unos minutos había fallecido. Querido y estimado, amigo y compañero Pepe Barletti, descansa en paz. Lloramos tu partida los compañeros del Partido Socialista, colegas maestros, alumnos de la ciudad y del campo, nos queda tu estandarte para seguir luchando por construir una patria digna para todos.

(Visited 483 times, 1 visits today)