No es cosa del pasado

205
0
Compartir

De tanto en tanto a iluminados del sector privado y, escandalosamente, público, se sienten con el derecho de armar estas moles de fierro y cerrar el tránsito de las calles que les venga en gana utilizar para sus propósitos. Ahora en campaña electoral, ya verán como se hace una constante.

(Visited 34 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorLula
Artículo siguiente¡¡La muerteee!!

Deja un comentario