No a los periodistas chantajistas

481
0
Compartir

– Viviana Araujo y su mirada fuera del periodismo

Me disgustan los periodistas chantajistas

Viviana Araujo

Siempre estoy queriendo volver al periodismo, pero el tiempo es corto y a veces se nos escapa para poder hacer proyectos o participar en algún lado con un artículo. Espero poder hacer algo pero a la par con mis actividades actuales.

Viviana Araujo Usseglio fue redactora del diario La Región y del Grupo La República. Alejada de las salas de redacción desde hace siete años, tiene una mirada diferente de la profesión que puede ser la más hermosa de las profesiones o el más vil de los oficios.

¿Por qué optaste por estudiar ciencias de la comunicación?

Pues era en su momento una carrera que me llamaba la atención dentro de las opciones que nos ofrecía nuestra ciudad, y porque me gustaba lo de escribir y hacer reportajes. Luego fui descubriendo todo una gama de opciones que me ofrecía la carrera.

 

Dejaste el periodismo por algo que te defraudó, por lo económico o por qué motivos

Dejé el periodismo, primero por lo económico y porque creía que como futura profesional, merecía un mejor trato laboral y económico pues me esforzaba estudiando dos carreras y bueno era obvio buscar nuevos horizontes, hasta que decidí dejarlo sin tener nada en mano, y se me presentó la oportunidad de entrar en una ONG, donde descubrí que la comunicación para el desarrollo era un campo con mayores oportunidades en todos los sentidos: profesional, económico, de capacitación, de especialización.

 

¿Cuál es la diferencia entre el ejercer el periodismo y el trabajar en proyectos de lo que se llama comunicación para el desarrollo?

Son ramas de la Comunicación, que creo yo se complementan, pues quieras o no dentro de lo que se hace en comunicación por el desarrollo, la redacción periodística es una de ellas. La Comunicación para el desarrollo es más amplia, elaboras planes, organizas actividades que te llevarán a cumplir objetivos, apoyo en la toma de decisiones de una organización, incidencia social, y muchas otras actividades que se realizan. El periodismo es búsqueda continua de la información, es opinión, es informar y algunos dicen hasta educar. Ambos tienen diferentes perspectivas.

 

¿Qué es lo que más te gusta y disgusta del periodismo?

Me gusta que el día a día varía de acuerdo a los acontecimientos noticiosos y no sabes con qué te encontrarás; me gusta el mundo de capacitaciones que te brinda para ir mejorando, que todavía significa “pasión” ejercerlo. Me disgusta el hecho de que como profesión esté venido a menos, con la interminable discusión de si se debe estudiar o no para serlo; de los malos periodistas que han hecho de esta profesión, pues debería ser profesión y no oficio, su fuente de enriquecimiento o chantajismo, de la falta de calidad en los productos periodísticos locales, que en realidad desaniman.
¿Cómo encuentras el nivel del periodismo ahora con relación a cuando tú lo ejercías?

Cada uno ha tenido su tiempo. Ahora veo que en prensa escrita no se pone énfasis en la corrección de los textos, y eso se ve en que cada vez son más constantes los errores ortográficos, sin decir de los sintácticos; no soy una erudita, pero creo que si queremos dar un buen producto, pues hay que tener cuidado en esto. Con respecto a mi tiempo como periodista, veo también que hay más improvisados en radio o televisión haciendo “periodismo”, eso desmedra lo que hacen otros periodistas y lo peor es que la gente lo recibe porque le entretiene. El  periodismo no es para entretener sino para informar y opinar. Algo que no cambia, creo, son las ganas con que se hacen las cosas en el periodismo. (coquicarrillo@yahoo.com)

(Visited 70 times, 1 visits today)