Los jueces deben resolver con la cabeza fría y sin temores a la presión

171
0
Compartir

Indica doctor Aldo Atarama Lonzoy:

Tres personas por derribar dos árboles fueron a parar en el penal, posteriormente la Sala dispuso su libertad, evidentemente se cometió un abuso porque hay gente que se tumba gran cantidad de árboles y no les pasa nada porque tienen autorización, porque no es suficiente decir que vayan al penal.

El doctor Aldo Nervo Atarama Lonzoy,  presidente de la Sala Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Loreto,  con relación a que en los últimos años con la aplicación del NCPP los penales se han incrementado en el número de presos , esto por el tema de la prisión preventiva , mencionó que una  vez se toca uno de los puntos neurálgicos y centrales de todo proceso penal, el proceso penal en general debe  servir para iniciar una investigación que tiene una  duración y también plazos, como son de nueve meses , dieciocho cuando son casos complejos,  treintiséis meses cuando hay casos de mayor investigación y en todo caso  se pueden ampliar a determinados plazos que están establecidos en la Ley.

Dice la Constitución y las normas internacionales de derechos humanos que todos debemos enfrentar los proceso en libertad, sin embargo el juez puede establecer prisiones preventivas si es que son necesarias e indispensables o además debe hacerlo cuando son proporcionales no solo por la gravedad del delito , sino  cuando hay el peligro de fuga del imputado o cuando vaya a perturbar la actividad probatoria, es decir manipular la prueba y solamente en esas condiciones el juez podría disponer los mandatos de detención, es decir desde el punto  de vista objetivo cuando un magistrado debe disponer un mandato de detención que son excepcionales, pero, lamentablemente a partir no solo de una presión mediática sino de una concepción punitiva que viene de la época medieval, se pone primero en prisión y después se investiga y es ahí donde comienzan los problemas .

Pero hay algo que no se está evaluando porque muchos de los plazos se están venciendo sin que se termine  el proceso, porque se necesita de una actividad probatoria grande y es donde se vencen los plazos, por lo que una persona está en prisión y muchas veces después que se cumplan los plazos y se termine la investigación el imputado termina siendo absuelto, sin embargo ya se hizo el daño y en algunos casos no solo pierde el trabajo sino hasta la familia , pero se sigue pensando que la única alternativa es meter preso a la gente.

Todos debemos saber que la presunción de inocencia es absoluta, lo que quiere decir que toda persona es inocente mientras no se pruebe la responsabilidad.

En los casos de flagrancia es el Ministerio Público el que tiene que tener las pruebas y establecer las pruebas y el juez pueda emitir una sentencia condenatoria.

Con la segunda ola de corrupción a nivel nacional, la primera fue en la época de Fujimori y la actual es la segunda ola, es decir se han dado más condenas que prisiones preventivas.

Hechos de corrupción como lo hizo la empresa Odebretch hasta ahora no hay sentencias en los casos como Lavajato, y otros.

No se puede aceptar solo la palabra, porque terminamos metiendo a la cárcel a todos y porque dicen tal o cual persona es corrupta y eso no es así.

Refuto a los que dicen que hay más internos  con prisiones preventivas en el establecimiento penal de Iquitos, lo cierto es que hay  más de seiscientos personas que están con condena; lo que pasa es  que el Poder judicial no remite el registro de personas condenadas al INPE.

Considero que hay un treinta por ciento con prisiones preventivas que es alto, y las disposiciones deben ser por presunción de inocencia, y lo que debe hacerse es que el Ministerio Público y el Poder Judicial coordinen y la gente que debe estar en los penales, deben ser condenadas.

Consideramos que hay una deficiencia del Poder judicial porque hay un apresuramiento de poner en el penal a la gente, pero nos faltan órganos para iniciar los procesos, pero la gente  no sabe que solamente hay un colegiado que hace los juicios.

Los procesos inmediatos en cuando se ha encontrado en flagrancia  y con la prueba del delito a otra persona.

La mayoría de jueces no corresponden a la presión mediática, pero  los jueces seguimos pensando que la prisión es lo inmediato. Tenemos que acabar con la cultura de punición y por supuesto  que la gente que está en los penales sea  gente condenada

Sobre la presencia de un juez “Carhuancho” para que la justicia mejore en Loreto dijo que  en Iquitos hubieron varios jueces Carhuancho que metían a todo el mundo al penal, esos jueces han sido sancionados drásticamente, de cien casos el noventa por ciento han sido declarados nulos por la Corte Suprema; no porque alguien dice hay que meterlos presos, se deben tener las pruebas correspondientes para poder disponer una prisión preventiva. No se trata de poner a la cárcel a alguien por gusto ni se trata de dejar en libertad a quien debe estar en la cárcel, el juez tiene que ser proporcional, apasionado y recopilar todos los elementos de prueba para disponer una detención.

Tres personas por derribar dos árboles fueron a parar en el penal, posteriormente la Sala dispuso su libertad, evidentemente se cometió un abuso porque hay gente que se tumba gran cantidad de árboles y no les pasa nada porque tienen autorización, porque no es suficiente decir que vayan al penal. Hay algunos medios de comunicación que quieren meter preso a todo el mundo y cuando les toca a ellos dicen soy inocente, pero todo el mundo es inocente mientras no se pruebe su  responsabilidad, también se aplaude a un juez que mete preso a todo el mundo y si le toca en algún caso se dice que ese juez es malo. El tema de la justicia por temas mediáticos es negativo y hay que tener miedo, porque la prensa dice que es culpable e inclusive condena sin que el Ministerio Público lo haya investigado. Lo que buscamos es seguridad jurídica y los jueces resolvamos los casos con la cabeza fría  y no porque los medios de comunicación dicen tal o cual cosa

Finalmente indicó que la población no se da cuenta que hay una gran cantidad de casos que se resuelven en un solo día, que eso no había antes, hay muchos casos que se producen los fines de semana, esos casos los resolvemos cotidianamente, y hay un juzgado que ha sobrepasado la meta que se había trazado y resolvió más de mil quinientos expedientes y eso es una garantía. En resumen el NCPP en Loreto demuestra que estamos avanzando sin embargo nos falta trabajar más, y falta a los operadores jurídicos mejorar nuestro trabajo, pero que esperamos superar, destacó.

No se trata de poner a la cárcel a alguien por gusto ni se trata de dejar en libertad a quien debe estar en la cárcel, el juez tiene que ser proporcional, apasionado y recopilar todos los elementos de prueba para disponer una detención.

(Visited 57 times, 1 visits today)

Deja un comentario