Arterias culturales

245
0
Compartir

Arterias culturales para la Amazonía

Una publicación nueva siempre es bienvenida. Más aún cuando aborda temas vinculados con el desarrollo y progreso de la cultura.

Esta semana se ha lanzado Arteria Cultural (www.arteriacultural.net), un proyecto bastante interesante que pretende combinar temas de arte, gestión cultural y Amazonía en un solo espacio. Lo interesante es que sus impulsores han decidido lanzarla de modo virtual, en un formato que puede ser descargado desde Internet. Punto a favor de un espacio que justamente tiene mayores posibilidades de masificarse o ser conocido a niveles  o en espacios insospechados.

Entre los objetivos del proyecto figuran la promoción del turismo y la identidad amazónica, así como desarrollar una red de conexiones entre diversos artistas y difusores de cultura. Adicionalmente, busca registrar en soporte virtual la historia de nuestras regiones, así como armar una agenda y un espacio tanto para la producción artística cultural tanto tradicional como alternativa.

La revista presenta diversas e interesantes  secciones en su número zero: historia, crónicas, cultura internacional, literatura, fotografía, comic e ilustración, cine, políticas culturales, artes plásticas, música y más.

Carlos Cook, su director y promotor principal, es comunicador social y gestor cultural, músico rapero e interesado en temas amazónicos. Asimismo es miembro fundador de la Red Peruana de Periodistas Culturales. Acá, algunas reflexiones sobre su visión del quehacer cultural y las perspectivas de la revista.

¿Cómo nace la idea de crear Arteria Cultural?

Todo nace a partir de la carencia que actualmente existe en difusión cultural, sobre todo en la Amazonía. La cultura está ahí frente a nosotros, pero nadie la percibe, se perdió esa sensibilidad por muchas décadas, y el resultado es ver ahora a jóvenes sin una dirección, perdidos y sin identidad, solazados en un mundo superficial creado por los medios y el actual consumismo descomunal. Solo éramos unos pocos quienes nadábamos contra la corriente, de ahí nace arteria cultural, de crear y desarrollar el espacio que la cultura amazónica se merece y que viene pidiendo por muchas décadas a gritos.

¿Cuál es la propuesta que pretende brindar Arteria Cultural?

La propuesta es muy amplia, pero básicamente ahora se encuentra en su primera etapa de desarrollo, que consiste en crear una revista, que esta se convierta en el medio de referencia oficial sobre cultura amazónica. Se tiene planeado en la primera edición (1ro de abril) sacar versiones de la revistas en distintos idiomas como el ingles, portugués, francés y español. En resumen, cultura para la identidad  y el desarrollo.

¿Cuánto compromiso has visto en el trabajo cultural por parte de los periodistas tradicionales?

Aquí en la ciudad de Iquitos es casi nula, pero dos o tres periodistas abordan estos temas de vez en cuando. Particularmente pienso que la falta de conocimiento, instrucción, capacitaciones y una constante actualización hace que los periodistas tradicionales no le presten atención a la cultura, o confundiendo esta con espectáculo o farándula. Dicha falencia afecta a nuestra generación. Ni qué hablar de las nuevas generaciones.

¿Cuál crees debería ser la labor de un buen periodista o difusor de temas culturales?

Primero instruirse, capacitarse y estudiar su historia, eso como base para que el periodista o difusor siga un vector si pretende abordar temas culturales y no morir en el intento. Todo este proceso para generar conocimiento e identidad a la población, porque la cultura es un derecho humano.

¿Cuál es la noción de cultura que se debería intentar manejar en la Amazonía peruana?

Nuevamente reincido: estudiar la historia amazónica es básica para tener una noción de lo que pretendemos desarrollar. Hay muchas formas de enseñar la historia, y una de las mejores es a través del arte. Por ejemplo: yo lo hago a través de las letras de mi música.

¿Cuál sería, desde tu punto de vista, un motor que aliente un cambio en la mentalidad cultural de los tomadores de decisiones políticas o económicas con respecto a la cultura?

Pienso que concentrarse en cambiar la mentalidad de las autoridades públicas es perder el tiempo. La mejor manera es con el ejemplo, demostrar que nosotros somos capaces y podemos organizarnos, ya sea por medio de colectivos o asociaciones civiles que nos permita hacer entender a los escépticos que la cultura no es un gasto -como ellos lo perciben- sino una inversión. Está en nuestras manos en gestar el cambio, para esto se tiene que generar buenas iniciativas que ayuden a articular políticas que beneficien a la industria cultural y por ende a la sociedad. Arteria Cultural tiene bien planteado como objetivo esta meta.

¿Cómo ves las dinámicas culturales a través de redes sociales o aprovechando las nuevas tecnologías de la información?

Actualmente las redes sociales son la mejor arma y herramienta de trabajo en difusión de los gestores, promotores, periodistas, productores y todos los que se dediquen al activismo cultural. Estas representan un medio gratuito y masivo que con estrategias adecuadas y bien planteadas se puede difundir de manera exponencial y a nivel internacional. Cómo no aprovechar una herramienta así, que nos permite saber cuál es el tratamiento que recibe la cultura en otros países, nos permite consultar y dialogar con personas que tienen un nivel de experiencia vivencial superior o inferior a nosotros y siguen el mismo vector de la cultura como desarrollo humano. Por ejemplo, la Red Peruana de Periodistas Culturales no sería realidad si no fuera gracias a la ayuda de las redes sociales, que nos permitió en primera instancia contactarnos y trabajar el proyecto a distancia, cada uno en su respectiva ciudad, y sin ir muy lejos, Arteria Cultural no sería nada si no fuera por estas magnificas herramientas.

(Visited 22 times, 1 visits today)