Jhodernet

125
0
Compartir

Indulto o insulto

El indulto presidencial que le permitirá al exmandatario Alberto Fujimori, abandonar la prisión después de 12 años, ha caído como un baldazo de agua fría a muchos peruanos. Pero, también hay que decirlo, le ha caído como un bidón de cremolada a un importante número de compatriotas, querer desconocer eso, simplemente es vivir de espalda a la realidad y pretender esconder el sol con un dedo por puro sentimiento anti.

Ya fue

Ante esta situación, uno puede preguntarse el FPL que pito sopla en todo esto. Pues absolutamente nada. Porque hace tiempo esta organización ha perdido todo prestigio, respeto y poder de convocatoria. Nivel de representación, pues no creemos que ni a su sombra. Y eso es lamentable, pues es culpa absolutamente de sus dirigentes de hace dos periodos, los actuales y seguramente los que puedan venir. El frente, hace ratos se puso de espalda al pueblo.

Con él no es la cosa

Otra pregunta valida es. El gobernador que posición asume ahora con relación a PPK. Porque hasta el viernes pasado ponía el pecho por él y la defensa de la democracia. Pero ahora que salió esto del indulto, pues no se les cucha ni la respiración. Una vez más vuelve a esconderse y agazaparse, y no asumir la defensa de sus palabras. De PPKausa a no tener causa de defender a PPK, solo demuestra su grado de oportunismo y que solo se sube a la cresta de la ola, por pura conveniencia.

De quitarse el sombrero

Hay que reconocer a los vecinos de la cuadra 6 de calle Brasil, entre Moore y Bolognesi, por el aporte que le hacen a nuestra ciudad con el arreglo con motivos navideños de la berma central. Es un deleite para los ojos, los muñecos, las luces y el ornamento especial de los árboles. Sin duda alguna, despierta envidia sana, en todo aquel que pasa por el lugar. Pero qué tienen de especial estos vecinos. Por qué ellos si son capaces de organizarse y arreglar bonita sus cuadras y los demás no. Una demostración que querer es poder y ni las autoridades cuenta para ello.

Crucemos los dedos

Lo que se nos viene el 2018 es incierto. En todos los aspectos. Pero en lo político está la preocupación, pues despediremos el 2017 y recibiremos el año nuevo en medio de un ambiente tenso a nivel nacional. A ello hay que agregarle que la campaña tomará mayor impulso por parte de los candidatos a gobernador y alcaldes. Solo esperamos que los ciudadanos seamos más responsables al momento de ir a las urnas.

Más responsables

Porque de una cosa hay que estar convencidos. Somos ciudadanos votantes y no electores. Nos quedamos en plan de reclamones y quejones, pero cuando las cosas ya están hechas y terminamos, casi siempre, llorando sobre la leche derramada. El día de las elecciones, vamos con nuestro DNI en mano, solo para tener el holograma y no nos multen, pero el acto de elegir, nos viene y nos va. Nos da igual. Por eso insistimos que mientras nos sintamos meros votantes seguiremos de mal en peor. Hay que aprender de una vez por todas a elegir.

Aprendamos la lección

Para llegar a eso debemos tener en claro, por ejemplo, que debemos pedir menos chocolatadas y por el contrario debemos exigir más propuestas a los que pretenden ser elegidos como nuestras próximas autoridades. En medio de todo esto, hay algunos aspirantes a alcaldes y gobernadores que han decidido no apostar por lo fácil de las chocolatadas y trabajar en el tema de las propuestas. Y seguramente se están condenando a no ser elegidos, porque para la mayoría de la población los mejores candidatos son los regalones, los que hacen alarde de su poder económico. Lamentable realidad.

Quién es quién

Los recientes problemas de corte de energía eléctrica van convenciéndonos a los usuarios que el remedio está resultando peor que le enfermedad, al menos eso entendemos de los argumentos que está dando Electro Oriente con relación a Gen Rent. Porque ahora resulta que esta planta recientemente inaugurada con bombos y platillos, con la presencia incluso del presidente Pedro Pablo Kuczynski, no es ni chicha ni limonada. Ellos también han salido a defenderse de las acusaciones de EO. A quién se le cree. No sabemos, lo único claro y concreto es que como usuarios les pedimos que arreglen sus entripados y nos den un buen servicio. Nuestro contrato es con la que tiene su planta en la Freyre y no en Barrio Florido. Lo demás es puro bla, bla, bla.

(Visited 49 times, 1 visits today)

Deja un comentario