Voluntario del ejército denuncia maltrato en Soplín Vargas

402
3
Compartir

[Pide retiro del sub oficial de tercera Huaycama  Sangama].

Denunció maltrato
Denunció maltrato

Los padres denunciaron el hecho ante el Ministerio Público.  Para servir a su patria, Carlos fue  trasladado  al puesto de vigilancia en la zona de frontera junto a diez jovencitos.

“No aguante más que me torturen e incluso intentaron reventarme el ojo izquierdo”, fue lo que contó el soldado voluntario  Carlos Alfredo Flores Bancho. Tuvo que huir  del puesto de vigilancia de Soplín Vargas, zona de frontera.

Solicitó al general  retirar  de la institución a  Huaycama Sangama ya que, según dijo, por orden del sub oficial recibía como castigo golpes  en el cuerpo con  palos, machete, golpe de puños e incluso intentar tirarle al rio atado de pies y mano.

“Una noche me ataron de pies y manos desde las 7 de la noche hasta la 01:00 de la madrugada.  Me rompían cerca de diez palos gruesos en mi cuerpo, cogían el machete y me golpeaban con el mango. Yo imploraba que no me agredan y el suboficial Huaycama me decía que el soldado lo aguanta todo y por eso salí huyendo del lugar porque escuché que me iban a llevar a otro puesto de vigilancia para botarme al rio”, refirió.

Los familiares del joven recibieron  un documento donde indica que joven soldado habría desertado. Sin embargo Flores asegura que nunca desertó. “Yo quiero seguir sirviendo mi Patria pero de esa manera no, nosotros los soldados tenemos derechos”, precisó.

(Visited 90 times, 1 visits today)

3 Comentarios

  1. Esto no es novedad, este sub oficial Huaycama Sangama se debe creer que es un general despiadado para tener estas prácticas.
    yo tuve un hermano que sirvió en el ejército en el 5to sil de Iquitos, un día a las 11:00 p.m llego a la casa un soldado dándonos la noticia que mi hermano estaba en sanidad del 5to sil con suero, estaba con una infección intestinal y que así lo obligaron a comer hierva para que se sanara, hacerle ranear en pleno sol dándole golpes de patadas, al 2do día me fui a verlo con mi hermano mayor, nos recibió un sub oficial de 1ra, nos llevó hacia él y vimos a nuestro hermano en malas condiciones, mi hermano lo increpo al sub oficial en un tono muy alto, tuve que intervenir y calmarlo a mi hermano mayor, converse con el sub oficial y le dije que lo disculpara a mi hermano que es natural y le ice la pregunta ¿que hiciera usted si su hijo y su hermano estaría en esa condiciones? me contesto que el sargento está siendo sancionado por su mala práctica, yo le respondí, que esa sanción no me conforma, lo que si le pido como un favor es que este pendiente que se recupere, y el día que se de baja se vaya alegre que sirvió su patria en una gran institución, me contesto estate tranquilo sr. que así será, yo le agradecí, y cumplió con lo que hemos acordado, cuando visite a mi hermano la siguiente semana me dijo que todo estaba bien y que muchas cosas han cambiado sobre el trato a toda la tropa y que el sargento si fue castigado y degrado por orden del comandante.
    No es el ejército son las personas que no han sido bien formados en sus casas por sus padres a respetar la integridad de las personas, nadie tiene el derecho de maltratar de esa forma a nadie.

  2. me parece muy bien amigo que hayas denunciado,asi como tu deberian denunciar porque basta ya maltrato a estos jovenes que sin interes alguno sirven su patria y que los paguen asi.hay que castigar a esas personas abusadoras candena perpetua para todos ellos

  3. Ojalá le hagan justicia a este soldado, porque tratos de esta manera en pleno Siglo XXI, es simplemente inaceptable.Soy consciente que en el Ejército siempre existió deswde tiempos memoriales el mal trato al soldado porque el “recluta” que recien llega tiene que ser “disciplinado” los tres primero meses por su condición de recluta o soldado razo, pero está bién, que le exijan disciplina,,preparación física, pero dentro de los cánonesa normales y correctos, pero llegar al golpe con palo o con lo que sea eso, es salvajismo.El alto mando del Ejército debe cortar de raíz esas costumbres, ya que esa práctica se inicia con los oficiales, sigue con los clases. Hace 20 ó 30 años atrás, no se podía denunciar esos maltratos, no, porque no existía, siempre existió ese sistema, pero en aquel tiempo no le escuchaban al soldado, al contrario si se quejaba, recibía más castigo y hasta la desaparición, y se encubría facilmente con esa palabra “se evadió” y ahí quedaba, lo digo con fundamento, no me lo contaron, estuve en el Ejército Peruano, de Diciembre 1968- a Diciembre 1969, apenas había terminado mi secundaria o sea el año del “golpe militar del general EP- Juan Velasco Alvarado. Cómo no recordar al teniente EP-Jesús Pérez (dedo de salchicha) que era el “mismo demonio” en la Compañia B- del 5o.CIR en Iquitos, el capitán Plazoles, el mayor Valdivia, el capitán Caro Caro, a quienes se les tenía terror cuando estaban de servicio y así tantos oficiales y lógico seguían las costumbres los cabos y sargentos. Ojalá pués hagan justicia con este soldado.

Comments are closed.