Vivir sin un padre

426
0
Compartir

hola@andreatodde.com

Muchos tienen una familia tradicionalmente “completa”, y eso es genial. Otros no la tienen, y no hay nada de malo en ello. Las familias vienen en diferentes formas y cantidades (igual que los caramelos), lo importante es el cariño que hay en ellas. Hay hijos únicos, y otros con hermanos, pero nadie parece tener problema con esas familias. No, lo que algunos argumentan es que crecer sin uno de tus padres es lo más terrible y traumático que le puede pasar a un niño, pero yo no estoy de acuerdo.

 Tener un solo padre es como tener un plato de comida (sí, ya sé que suena horrible, pero déjenme explicar). Si te conseguiste un sándwich para llenarte, y el que tienes no te quita el hambre, es lógico que quieras otro. Paralelamente, si tienes un solo padre que no se hace cargo de ti y básicamente no hace bien su trabajo de padre, obviamente vas a querer otro. Si el sandwich es suficiente, sin embargo, no tienes por qué desear algo más porque ya estarás lleno, igual que tu padre o madre. Sé que es una comparación rarísima, pero espero que la hayan comprendido.

  Entiendo el otro lado (aunque no me gusta nada), sin embargo, ya sean los que no quieren a madres solteras o a padres solteros criando niños o los que están en contra de que parejas del mismo género adopten. Debe ser difícil ser un chico y crecer sin un padre, porque por más fantástica que sea tu madre (o madres) nunca va a poder reemplazar esa figura paterna que la mayoría de niños necesitan. Pero digamos que tu padre está fuera de tu vida y no hay nada que puedas hacer al respecto. ¿Entonces qué? Puedes encontrar figuras paternas en otras personas, como tus abuelos, tíos, primos, hermanos, profesores, amigos de tu mamá, el tipo que vende helado, etc. Lo mismo si eres una niña sin una mamá. A veces los mejores ejemplos de vida no son los padres con los que naces, sino los que vas obteniendo en el camino (ahora la cosa es que no le digas a un chico que conoces que es tu padre en frente de su novia porque eso podría ser incómodo), y es esa la contraposición la que yo utilizo siempre: a veces se olvidan de que hay casos en los que uno o dos padres o una o dos madres pueden ser más cariñosas y eficientes que un padre y una madre.

  Todos quieren una familia completa. No importa que tanto quieras a la tuya y asegures que es perfecta, muy adentro, todos queremos que no falte nadie, que todos nos llevemos bien y seamos eso, una familia. Aun así, hay maneras de hacer que tu familia sea completa sin seguir reglas tradicionales. Yo, por ejemplo, nunca hubiera cuestionado que a mi familia le faltaba algo si no me lo hubieran hecho ver las personas alrededor mío. Ahora entiendo que mi familia no es exactamente perfecta para la mayoría de estándares, pero si lo es para los míos, y eso es lo que importa. La familia no debería ser definida por ideas construidas por la sociedad. La familia es el grupo de personas que están ahí para ti sin importar qué y eso, en mi humilde opinión, es más valioso que tener una familia estereotípica.

(Visited 22 times, 1 visits today)

Deja un comentario