“Todos estábamos ebrios”

378
0
Compartir

El testimonio del joven que estuvo con Alessandra Chocano:

J.L.B. contó a ATV que no sabía que Alessandra era menor de edad, pues aparentaba unos 18 o 19 años. Según su testimonio, su amiga K.M.G. (16) y ella se aparecieron en la discoteca a las 3:30 a.m. mientras bebían whisky con Red Bull. A las 5:00 a.m, aproximadamente, las invitó al departamento ubicado en la avenida Reducto de Miraflores. 

 El joven identificado con las iniciales J.L.B. (17) —quien en un primer momento fue señalado como el enamorado de la fallecida voleibolista Alessandra Chocano (16)— habló por primera vez y aseguró que conoció a la armadora la noche en la que estuvo en la discoteca Frida de Barranco.

J.L.B. contó a ATV que no sabía que Alessandra era menor de edad, pues aparentaba unos 18 o 19 años. Según su testimonio, su amiga K.M.G. (16) y ella se aparecieron en la discoteca a las 3:30 a.m. mientras bebían whisky con Red Bull. A las 5:00 a.m, aproximadamente, las invitó al departamento ubicado en la avenida Reducto de Miraflores.

TOMAMOS POR VOLUNTAD PROPIA

“Cuando llegamos al departamento, todos por voluntad propia, se sirvieron sus tragos y seguimos tomando, pero ahí tomábamos champagne. Hemos brindado menos de una copa y yo la invité a Alessandra… —porque intercambiamos palabras ahí— la invité a tener más privacidad”, contó el adolescente.

Minutos después de entrar al cuarto, ‘J’ dijo que a Alessandra “le viene la hemorragia, ahí se desvanece”, entonces pidió auxilio y los chicos que estaban ahí, incluyendo a Yordy Reyna y ‘K’ entraron a la habitación y quedaron en estado de shock tras ver la sangrienta imagen.

NO SABÍAMOS QUÉ HACER

“Nadie la quería tocar. El único que se acercaba era yo a su auxilio”, dijo el muchacho. Incluso Yordy Reyna no sabía cómo actuar:”No la tocó… Tuvo miedo. No sabía ni qué decir. Se quedó con la boca abierta y solo me pedía a mí : ‘ayúdala'”.

Cuando fue consultado sobre la razón por la que no utilizaron el auto del futbolista en la emergencia, ‘J’ respondió: “Su camioneta estaba guardada porque él estaba en copas, había tomado, entonces no podía. Nadie podía manejar, todos estábamos ebrios”.

“Soy inocente. Yo no tengo la culpa de nada. Tengo mucha pena por la chica, no puedo creer lo que ha pasado, no entiendo cómo una deportista de la nada puede fallecer. Se lo dejo a la justicia divina….Solo Dios sabe toda la verdad”, añadió.

SERENAZGO TAMPOCO AYUDÓ
Otro momento revelador de su testimonio fue que los serenos de Miraflores llegaron al lugar, pero solo se dedicaron a grabar lo ocurrido en vez de brindar ayuda a los jóvenes que tenían  a Alesandra envuelta en sábanas mientras se desangraba.

“El serenazgo tampoco quería hacer nada. Más es lo que se dedicaban a grabar que otra cosa, entonces le dijimos: ‘ayúdenos, ¿qué hacen grabando y no nos ayudan?’. Todavía (un sereno) le dijo al taxista ‘no te hagas responsable’ y el taxi igual nos ayudó”, relató J.L.B.

(Visited 83 times, 1 visits today)