Sienten vergüenza de Pasquel

Sienten vergüenza de Pasquel

1170
1
Compartir

[Docentes de la UNAP].

1108 Antonio Pasquel.

Pro & Contra intentó nuevamente comunicarse con el exrector Antonio Pasquel, para conocer su verdad, pero fue en vano ya que no responde y apaga los celulares.

Sobre el caso del exrector Antonio Pasquel que está denunciado por el delito de trata de personas de una menor de edad y por ser un usuario cliente, ha sembrado un rechazo en los estudiantes y docentes de la Universidad Nacional de la Amazonia Peruana. Ante ello el rector interino Manuel Flores indicó que es una vergüenza que un hombre quien está forjando a jóvenes tenga estas actitudes y por ello lo han suspendido y separado de la casa universitaria hasta que termine las investigaciones.

De igual forma Jorge Mera quien es catedrático en la FACEN-UNAP señaló que cada persona es responsable de sus actos. Si realmente cometió los delitos que le imputan; que le apliquen la ley y la pena que le corresponde. “Es una pena que una ex autoridad de la UNAP y con el grado académico de rector este acusado por trata de personas. Tanto los docentes como los estudiantes universitarios merecen un respeto. Rechazamos totalmente estas actitudes, el catedrático tiene que ser un ejemplo para sus alumnos”, manifestó.

Asimismo el doctor Edwin Villacorta quien es docente de Medicina en la UNAP dijo que de ser cierto las acusaciones en contra de Pasquel, lo cual debe ser confirmado, habla de la doble moral que predomina desde las altas esferas dirigenciales hasta el ciudadano común. Tratándose de una aún “niña” por la edad es no solo una vergüenza personal y de la institución, también familiar. Simplemente es un delito tipificado, una inmoralidad, totalmente condenable. Una autoridad debe mantener calma en su vida privada”, finalizó.

(Visited 616 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. Valor desperdiciado pero recuperable, es Antonio Pasquel. Su capacidad tecnológica como Ingeniero de Industrias Alimentarias, se ha desperdiciado desde que improvisó en demagogia universitaria; es lo que les pasa a los docentes de la universidad cuya movilidad social es hacia una secta (pandilla) del poder político (isleño), para expoliar el dinero público (codiciado), entonces caminan en el mal destino, impuesto por las clases sociales codiciosas, abusivas y mentirosas, de obstaculizar la construcción de la peruanidad. Pues quien mal anda, mal acaba, si no se corrige a tiempo. A la UNAP le hacen más daño sus debilidades –p.e. alumnos y profesores de temperamento arribista y de carácter oportunista–, que las amenazas de las que casi siempre se queja –p.e. la presencia de universidades privadas. ¡Vamos Antonio, avergüenzate con dignidad, arrepiéntete con honor, pero vuelve a levantarte como Ingeniero que hace docencia de lo que hace productivamente en su especialidad.

Comments are closed.