Quería ser empresario

260
1
Compartir

Mataron los sueños de joven mecánico

Deja una niña de dos años

Quería viajar al Brasil y ser empresario

Ayer en horas de la tarde el cuerpo de Wenis  Núñez fue enterrado en el cementerio Jardines de Edén.

Quería dar las mejores comodidades a su hija de tan solo dos años y medio de edad. Ella  era su adoración y el motor de su vida. Como todo padre quería celebrarle su fiesta de cumpleaños en el mes de noviembre. Sus tres años lo iba a celebrar en el jardín “Mis Garabatos”,  a lo grande como su pequeña se lo merecía.

El pasado viernes una de las embarcaciones de la empresa Da Costa explosionó,  tres trabajadores, entre ellos Wenis Núñez, resultaron heridos.  Las víctimas fueron trasladados hasta diferentes hospitales. Núñez tuvo quemaduras de tercer grado en todo el cuerpo por lo que fue internado en UCI de EsSalud. Pero  no soportó la gravedad de sus quemaduras y falleció, la empresa se está haciendo responsable de los gastos.

Nació y murió un sábado

Wenis Núñez Tuesta (22) nació un sábado de lluvia en el año 1990. Su vida acabó coincidentemente un sábado de lluvia que enlutó a la familia Núñez Tuesta.

Era el segundo de cuatro hermanos y el más alegre de la familia. Era bromista y siempre estaba feliz, pero ahora todos lloran su partida. Wenis se accidentó el pasado viernes  en una de las embarcaciones de Mario da Costa. El joven, quien se desempeñaba como mecánico de automotriz, realizaba aquel fatídico día el mantenimiento a las maquinas, sin imaginarse que aquel viernes se morirían sus sueños que tenía en la vida.

Quería ser empresario en Brasil

Una de las metas del joven mecánico era viajar a Brasil y convertirse en un empresario. Sabía que en ese país su vida cambiaría y su condición económica mejoraría. “Mi hijo siempre me bromeaba y decía que del  Brasil traería su carro y para sus hermanos computadoras y motos. Él siempre se preocupaba por los demás. Era humanitario, dejaba de comprarse sus cosas por sus hermanos y sobre todo por su hija”, Ortencia Tuesta, madre del fallecido.

Para Wenis, la única mujer en su vida sería su hija a la que  añoraba darle lo mejor. “Mi hijo siempre me decía que solo se quedaría con una sola mujer y que ella sería su hija ya que la adoraba. Era un buen padre. Para mí hijo yo era su mejor amiga, siempre me llamaba de mi nombre, hasta sus amigos pensaban que Ortencia era su enamorada y él los hacia callar y les decía que era su madre con la que siempre dialogaba, pero ahora mi hijito deja un gran vacío en mi corazón, ya no escucharé sus bromas de todos los días, ya no sonará mi teléfono para que me cuente sus cosas o llame para fregar;  solo escucharé como de costumbre sus temas musicales que le gustaban tanto que eran sus vallenatos”, dijo entre lagrimas Ortencia.

(Visited 59 times, 1 visits today)

1 Comentario

Comments are closed.