“Queremos que nos ayuden”

307
0
Compartir

– Situación se vuelve caótica para damnificados

“Queremos que nos ayuden”

Protestan por un terreno para vivir

El jefe Nacional de Indeci, Alfredo Murgueytio volvió a Iquitos. Señaló que la ayuda que trajo el presidente de la República Ollanta Humala fue solo una parte. Hasta el momento hay más de 144 mil damnificados y más de 74 mil personas afectadas.

Escribe Katty Riveros Montalván.

kattyriveros.18@gmail.com

Luego de la llegada del presidente de la Republica Ollanta Humala Tasso, miles de afectados por las inundaciones están a la espera de la ayuda prometida por el mandatario. Hasta ahora no reciben los alimentos ofrecidos  y solo les entregaron los baños portátiles. Los damnificados se sienten olvidados y su situación cada día se vuelve más caótica.

Hasta ayer lunes el nivel del río Amazonas era de 118.79 metros sobre el nivel del mar y se estima que en los próximos días aumente más y con ello se eleve la cifra de los damnificados y afectados. Las aguas de la Maravilla Natural del Mundo pasó el nivel histórico.

Mientras  tanto, los pobladores están a la espera de la ayuda que enviará el Gobierno Central. Otros no soportan  más la condición en que viven. Por ello, salen a las calles a protestar por un terreno donde habitar. Es el caso de los moradores de los diferentes asentamientos humanos de Iquitos que llegaron hasta los exteriores del Poder Judicial de Loreto para ser escuchados y les donen un terreno para vivir con sus familias.

Damnificados están a la espera de ayuda

Estela Ihuaraqui,  es una de las pobladoras del asentamiento humano “Paraíso”, en el distrito de Belén. Esta madre de familia con cuatro hijos, lo único que pide a las autoridades es un terreno para que puedan subsistir hasta que las aguas bajen su nivel y luego regresar a sus viviendas. “Tenemos que salir a las calles para que nos escuchen nuestras autoridades, hasta ahora nadie nos  da la mano, estamos olvidados, nosotros somos familias que aun estamos viviendo en zonas inundadas y nuestras casas están entre medio de las aguas, pedimos apoyo, eso es lo único que queremos”, expresó.

Teodomila Sangama, dejó su casa en la calle Santa Rosa para ir a vivir con sus hijos a un colegio del asentamiento humano “Sarita Colonia”. Espera que el presidente de la República, Ollanta Humala se acuerde de los que aún viven en sus casas en medio de las inundaciones. “Desde hace unas semanas estoy viviendo en el colegio. No recibo ningún tipo de ayuda, estoy con mis hijos en la oscuridad, para nosotros es un peligro ya que hay más familias que están al fondo de “Sarita Colonia” y no pueden salir por las cosas que tienen ya que temen que les roben,  solo esperan la ayuda necesaria”, sostiene la pobladora.

La inundación no solo trae consigo que muchos se alejen de sus viviendas, sino que los niños y ancianos estén expuestos a problemas en su salud. Por ello requieren de una buena alimentación y un buen cuidado en su salud.

Niños juegan para olvidar tragedia en la que viven

A pesar de las inundaciones, los niños no pierden su alegría y solo se dedican a jugar para olvidar el mal momento que les toca vivir junto a su familia.

En el caso del asentamiento humano “Ciudad Jardín”, los pobladores ya recibieron la ayuda del presidente de la República, pero les afecta los baños portátiles por el mal olor que emana y no pueden almorzar porque a esa hora es más fuerte la pestilencia.

Los albergados en el colegio “Generalísimo Don José de San Martín”, están a la espera de la entrega de los alimentos que les prometió el presidente de la República, Ollanta Humala. Mientras la ayuda llegue algunos duermen en el suelo y otros en camillas. En cada aula viven cinco familias, entre ellos se ayudan cuando no tienen qué comer. Lo que si reciben es  atención de los médicos de Dirección Regional de Salud. Varios niños empiezan a padecer problemas respiratorios.

(Visited 51 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorLoreto tendrá sede para COER
Artículo siguienteBreves