Que no te hagan el ocho, Ochoa

670
0
Compartir

Ayer se presentó de manera oficial a los candidatos de Mira MiLoreto a la región, Maynas, Belén, Punchana y San Juan Bautista. Durante una reunión al que llamaron conferencia de prensa pero donde, una vez más, había más simpatizantes que representantes de los medios de comunicación. Más militantes que reporteros. Más curiosos que hombres y mujeres de prensa.

Lo cierto es que el Crisap fue el escenario para esta presentación por todo lo alto de los cinco del combinado pollito-arbolito. Y al respecto podemos decir varias cosas, con el único propósito de que podamos ir escaneando a estos personajes, unos más conocidos que otros, que pretenden convertirse en nuestras autoridades mediante el voto popular.

Lo que hay que tener muy en claro es que, debemos ser muy exigentes con los pre candidatos, porque eso son, según la Ley Electoral, recién pasarán a ser candidatos si en elecciones internas las bases de sus respectivos movimientos políticos así lo deciden. Pero la angurria electorera les hace autoproclamarse por encima de la militancia.

Más, si es un grupo que de alguna manera te cae bien, si es de tu simpatía. En mi caso, debo confesar que en las tres últimas elecciones he brindado mi voto a Mi Loreto, especialmente a Elisbán Ochoa. Eso me da la suficiente autoridad para decir lo que pienso de él y su movimiento.

¿Cómo cambiamos la política de estos tiempos? ¿Esa forma que nos deforma cada vez más como sociedad? Pues siento que marcando desde el saque la diferencia. Siendo distintos a los del pasado. Haciendo el cambio. Eso. Que se ofrece a todas voces y gritando a los cuatro vientos, pero que nunca se cumple.

En mi opinión, Elisbán Ochoa me parece un tipo confiable, al menos no está embarrado en hechos que obligaría a uno a bajarle el dedo inmediatamente. No se trata de meter la mano al fuego ni por él ni por nadie. Pero que merece ser tomado en cuenta, pues merece.

Por esa consideración, me molesta que él permita que se cierre una cuadra tan transitable a las 7:30 de la mañana. Es inteligente y no creo que no se dé cuente que esto en vez de encontrar simpatías más provoca malestar, y lo que es peor, le da carnecita a sus enemigos políticos. Les da leña y gasolina. Por lo tanto, sus asesores deben dejarse de arrastrar por medidas facilitonas y populacheras.

En lo personal no termino de digerir su alianza con Monasi. No puedo procesarlo y mucho menos digerirlo. Me parece que será uno de sus talones de Aquiles durante la campaña. Ojalá ahí me equivoque, porque sería nefasto que en la evaluación final se descubra que no supo elegir, una vez más, a sus acompañantes.

Ochoa tiene buenas propuestas pero también podemos decir que quedan en el nivel de buenas intenciones. Y eso hace que su participación en campañas electorales al arranque agarre vuelo, pero siempre el pan se quema en la puerta del horno. Ojo con eso. Repito. Espero que haya aprendido la lección.

Lo cierto es que en vez de presentar con bombos y platillos ante la sociedad su delantera, debe trabajar al punto del desmayo el tema de la integración de su equipo e integridad de los individuos que hoy lo acompañan, para que en menos que se persigna un cura loco, no nos estemos enterando que tal o cual candidato ya le dejó para mostrarse con otra camiseta. Eso ya pasó, y nadie puede asegurar que no vuelva a suceder. Ojalá, al final nadie le haga el ocho a Ochoa. Y el bendito árbol le dé buenos frutos a Loreto. ¿Será?

También puede leer este y otros artículos en: vuelodemosca.blogspot.com

 

(Visited 79 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorVidrio molido
Artículo siguienteSueño de verano