Política regional

355
0
Compartir

Qué linda semana hemos tenido en la capital loretana. Fértil, periodísticamente hablando. Y, como tal, es posible que todos los temas abordados se conviertan en periódico de ayer. Para todos los gustos y colores. Desde el Gorelor, pasando por la Alcaldía de Punchana, Belén, San Juan, Maynas, con repercusiones en la política regional y miradas de reojo en la política parlamentaria. Como no podía ser de otra forma, la controversia ha sido el lugar común en todos ellos. En algunos casos se ha llegado al insulto y a la difamación que, como ya se sabe, a veces se deja pasar por agua tibia por estos y otros lares.

Que el candidato Elisbán Ochoa Sosa no ganará las elecciones regionales porque no le pone ánimo a la campaña y mientras siga con esa actitud la derrota será su divisa. Que el ex de Mi Loreto, Héctor Freitas Vigo, fue retirado de la agrupación porque quiso entregar 500 mil dólares a Elisbán como aporte del narcotráfico, dicho por el propio Elisbán, en lo que ha sido una patinada que le obligó a retirarse mediáticamente o, al menos, de los medios no alineados.

Que el empresario Pancho Sanjurjo junto con el ingeniero Richard Vásquez y el abogado Euler Hernández quieren dar el salto desde sus distritos a Maynas como consecuencia lógica de una trayectoria política que consideran ascendente mientras sus opositores les achacan que primero mejoren la condición de vida de los pobladores que los eligieron. Esto es, además, la consecuencia lógica de la prohibición de reelección inmediata, con lo que lleva a pensar que mejor sería que retorne el sistema anterior y con ello algunos no emigren de jurisdicción.

Que la alcaldesa Adela Jiménez debería ser vacada del cargo porque ha solapado errores e ilegalidades administrativas con lo que se pretende cerrarle el paso en su intento por convertirse en la gobernadora regional. Todo ello propiciado por regidores que han llegado a la conclusión que vociferando –a veces con una irracionalidad bribona- la “viga” en el ojo ajeno taparán la tremenda “piedra” que tienen en el propio. La alcaldesa en diciembre del próximo año tendrá que dejar el cargo y, posiblemente, no asumir ninguno de elección popular. Si tanto la atacan insensatamente pueden hasta victimizarla. Una recomendación a los regidores: no se junten con el lumpen tecnicolor y numismático para combatir las desviaciones de la sociedad. Por favor.

Que la congresista Patricia Donayre puede ser expulsada de la bancada de Fuerza Popular porque se ha dado cuenta que no respetan su posición y conclusiones sobre reforma electoral es un poco risible. Nadie puede ser expulsada de donde nunca estuvo por convicción. Dentro o fuera de dicha agrupación la señora Donayre seguirá siendo para este articulista lo que sus genes y modelo social y familiar le han impuesto.

Que el promotor de Loreto está Primero, Víctor Isla Rojas, ha sido captado en un audio realizando negociaciones incompatibles con el cargo que ostentaba, es decir Presidente del Congreso de la República, ha sido rebotado por quienes se han especializado en los adjetivos y creen que repetir lo que otros no se atreven a expresar es comparable con la labor periodística. Cuando –hasta el camarada Mao lo dijo hace muchos años y el genio Marco Aurelio Denegri lo repite constantemente- la primera condición para opinar es informarse como debe ser. No hay que olvidar que la campaña electoral ha empezado hace tiempo y son muchos quienes creen que el barro no sólo sirve para cerámica. Este articulista considera que el interlocutor del audio no es Isla Rojas. Si se comprueba lo contrario habrá que analizar ese escenario. Pero ante esa probabilidad no se puede lanzar conclusiones que nos alejan del periodismo y nos acercan al linchamiento que, si nos ponemos estrictos, se ejecuta contra autoridades y políticos, básicamente por quienes quieren ser periodistas pero morirán en el intento.

(Visited 78 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorLas bolsas de la abuela
Artículo siguienteTodo por el frío

Deja un comentario