Policia atropella y fuga

325
2
Compartir

[A joven mototaxista].

Atropello
Atropello

La familia no tiene dinero para seguir con el tratamiento médico.

Un joven mototaxista quedo postrado y según los médicos será por varios meses. El agresor un efectivo policial que al parecer conducía su vehículo en total estado de ebriedad y lejos de ayudar a su víctima lo dejó abandonado en el hospital y dijo que volvería al día siguiente, además no se dejó identificar y sus colegas lo protegen para que el caso no sea denunciado.

La joven víctima fue identificado como Juan Puga Ahuanari (23), mototaxista que conducía su vehículo la madrugada del lunes y salía de la casa de su hermano para dirigirse a la suya ubicado por la carretera al caserío de Santo Tomas, distrito de San Juan Bautista. Puga Ahuanari estaba acompañado de su pareja Reyna Chamorro Tapayuri, ambos transitaban con normalidad, cuando a la altura de la plaza Abelardo Quiñones se sale la cadena de su moto y el joven se detiene a un costado de la vía para solucionar el percance.

En esos instantes, aparece un motociclista que lo embiste y arrastra dejándolo mal herido, cuando Puga quiere levantarse no pudo, tenía la pierna derecha fracturada, el conductor de la motocicleta trataba de escapar, siendo retenido por la gente que se encontraba en la plaza. El herido fue trasladado inconsciente al hospital y tras de él, iba el motociclista que lo atropello y que fue reconocido como policía por uno de los testigos.

Ya en el Hospital Apoyo Iquitos, familiares de la víctima necesitaban ayuda económica para comprar medicamento, y el responsable lo que hizo fue llamar a su colegas para que le ayuden y no se haga el respectivo parte policial. De esta manera no pudieron identificar al agente policial que abandono a su víctima en una camilla del hospital con el diagnóstico: “traumatismo encéfalo craneano moderado – fractura expuesta de pierna derecha”.

 

(Visited 40 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. Ese asesino del volante y los demás policías que lo ayudaron para que su crimen quede impune son unos hijos de puta. Así quien puede confiar en esa clase de elementos. Donde quedo su misión de proteger y servir. En otro país por conducir ebrio ya estaría expulsado sin derecho a nada.

  2. Caray ahi si se apoyan estos malos policias ya que un ollaga al hospital y siempre hay un policia que tomas los datos tanto del herido y de el supuesto infractor en este caso no paso nada, pero que bonita familia policial.

Comments are closed.