País asesino

295
3
Compartir

[Escrito por: Gerald  Rodríguez. N].

El domingo pasado, en un programa dominical de un canal limeño, el no tan ingenioso y menos hidalgo don Alan García Pérez, expresidente del país y de los narcos indultos, fue entrevistado como ex presidente , para rajar y poner en la balanza algunos temas de coyuntura nacional  que viene generando el actual gobierno.

Entre tantos arrebatos de risas y muestras de un elevado ego insuperable, el ingenioso caballero Alan García se mostró tal como en es en el  fondo, al preguntarle sobre el tema de la inseguridad ciudadana y nacional. No se esperaba otra respuesta de un hombre que fue culpado por el caso frontón, y que hasta ahora debe cargar en la conciencia el caso Bagua y la muerte de policías inocentes, para otra vez ensalzar a la muerte como la única forma de dar solución. Y es que el muy cristiano y católico Alan García no pensó ni en la iglesia  ni en el Papa al manifestar que la única forma para solucionar el caso de la inseguridad, que su gobierno dejó como piedra caliente al del actual presidente, es proponiendo un ley de muerte para los sicarios y avezados asesinos que cobran unos cuantos sencillos por matar.

Muy convencido de lo que propuso, la vida para el ex presidente no cuesta nada cuando se trata de un delito. Un disque demócrata, de ideas que acertaron pero que más fracasaron en sus dos gobiernos, proveniente de un partido considerado del pueblo, ahora almacena en su mente oscura, una solución siniestra para con el hombre de delitos. El facilismo de su respuesta no creo que le pueda sumar puntos en las estadísticas de aceptación, porque un hombre que pretende volver  a gobernar el país, pretende convertirnos en un país asesino, por lo que ya no tuviéramos derecho  para enarbolar la defensa de los derechos humanos y la defensa de la vida. Sea por lo que fuese, no se puede adoptar medidas espontaneas ante un problema que aqueja a todos, tampoco podemos llegar al extremo de adueñarnos de la vida tan solo porque a los problemas del país nuestros gobernantes no pueden solucionar. Tampoco defiendo a alguien que mata por dinero o que simplemente viola a un menor de edad. Esa actitud es tan siniestra como el que propone un proyecto de ley para matar sicario y violadores. Y es que en la medida que se puede dar otra solución a este problema, este seguirá aumentando mientras no cambiemos algunas leyes que siguen generando desigualdad en el país, leyes que solo benefician a pocos y desfavorecen a las mayorías. El ex presidente de los narcos indultos,  ahora se muestra como el elegido para solucionar problemas que tampoco lo hizo en su gobierno. Y es que la defensa de la vida debe estar primero sobre cualquier debate. La justicia pierde credibilidad porque  cumple con las leyes y condena al que se los merece, y luego entra un Alan García a gobernar y simplemente lo indulta porque él lo cree conveniente. El derecho a la vida no es algo que debe debatirse, es un derecho que debe ser respetado y mientras se puede buscar otros medidas para acabar con estas lacras que aquejan a la sociedad. Entonces no dejemos que el Perú sea un país que sepa matar a sus hijos y que sepa como enterrar bien a sus muertos.

(Visited 41 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorEl licor de casa
Artículo siguienteEl Mandela loretano

3 Comentarios

  1. Parece que a ustedes no les gusta lo que decimos los jóvenes apristas. Al igual que ayer, nuestro comentario que enviamos hoy a mediodía sobre las sandeces que dice el tal Gerald aún no lo han publicado y ya son las 6 y 20 de la tarde. ¿Será que la enfermedad del antiaprismo o antialanismo como les gusta decir a los antiapristas es contagiosa? Creemos que el periodismo que dice ser objetivo como Pro & Contra debería estar vacunado.

  2. Este tal Gerald ya se parece al gringo del mismo nombre por lo desubicado que está y lo confundido que tiene el cerebro. Ya no se sabe si en lo que farfulla ataca a Alan García simplemente porque es uno de esos enfermos de antiaprismo – o antialanismo como le quieren decir ahora- o si es un adversario de la pena de muerte, o si es tan ignorante que no sabe que la Iglesia Católica en la actualidad acepta la pena de muerte y hasta la recomienda para los infames irredimibles. Y este tal Gerald es tan infame que a él deberían darle la pena de muerte por asesinar a la inteligencia.

  3. Oye estimado….yo si estoy de acuerdo al q asesina…deben matarlo…no me vengas….q tenemos q pedirle permiso a la iglesia al Papa…si ellos tambien fueron unos grandes asesinos en la Inquisición…o no estudiaste historia….aqui no vengas a darte de democrata…de los derechos humanos….al q hierro mata…a hierro muere…ya quisiera ver si algun asesino atenta contra alguien de tu familia…pediras q le repeten su vida….mejor escribe otra cosa.

Comments are closed.