Otros errores del museo Iquitos

474
4
Compartir
Escritor Percy Vílchez Vela en el Museo de Madrid en marzo del 2012
Escritor Percy Vílchez Vela en el Museo de Madrid en marzo del 2012

En nuestro interés y nuestros argumentos no figuran intereses menores o subalternos cuando nos referimos al Museo Iquitos. En nombre de mejorar lo que existe en dicho recinto, una de las mejores obras de toda nuestra historia local, nos permitimos complementar lo que publicamos ayer, sin antes pedir disculpas a la ciudadanía por dos errores que cometimos. Primero, el nombre del que ganó el premio Poeta Joven del Perú es César Calvo Soriano y no César Calvo de Araujo. En segundo lugar, el año que se menciona en dicho lugar sobre el fin de la explotación cauchera no es 1815 como dijimos en el punto 5, sino 1915.  Aquí otros apuntes:

10.- El nombre de la ciudad más importante del Oriente del Perú, Iquitos, se refiere a un linaje que todavía existe y que no se extinguió como anunciaron  algunos cronistas coloniales en su momento. Uno de los lugares donde ahora ellos y ellas habitan es la aldea de San Antonio de Pintuyacu. Desde allí, en un viaje que suele durar dos días, mantienen contacto con la urbe que ayudaron a fundar. No se les puede marginar de obra tan importante. Y una manera de incluir a ese colectivo ancestral, es colocando una frase en ese idioma en el Museo Iquitos. La palabra Paracatay (paisano) podría ser una de ellas.

11.- El bien cultural más antiguo de la Amazonía del Perú es el canto ancestral, la melodía del origen, el ikaro de las curaciones chamánicas. Por lo tanto,  debería figurar en cualquier memoria o archivo o museo que se refiera a la música selvática, como fuente primigenia, como matriz fundamental. Y eso no existe en el Mueso Iquitos que hace referencia a un tipo de música, la música urbana, sin ninguna referencia a esa creación antigua de la fronda nacional. Ello es un vacío demasiado evidente que tiene que ser evitado.

12.- En los últimos años aparecieron libros importantes en la Amazonía del Perú y en otros lugares que han cambiado la imagen del indígena selvático. La visión colonial está en retirada y esos colectivos son más importantes de lo que parecían. En la medida en que pueden, por ejemplo, actuar con eficacia en las mismas categorías de la Historia Occidental, como es el caso del contra descubrimiento o descubrimiento indígena que los caciques Asháninca hicieron a los castellanos en Lima, en el año de 1594, hace 420 años. Los mismos movimientos oriundos han avanzado en organización y en la búsqueda de sus reivindicaciones, lo cual les convierte en personajes protagónicos de la historia local o regional. Por ello es muy pobre la referencia a los linajes indígenas amazónicos en general que se hace en el Museo Iquitos.

13.- Nadie discute la presencia en el Museo Iquitos del novelista Mario Vargas Llosa. Pero se debió ser más claro cuando en el citado museo se refiere a la presencia de Iquitos en la obra del ganador del Premio Nobel de Literatura del 2012. La obra El Hablador no se refiere a Iquitos, por ejemplo.

14.- Ninguna literatura, ni la más ejemplar, es obra de una sola persona, como da la impresión el Museo Iquitos al mostrar solo al poeta César Calvo Soriano. Para tener una visión más completa y cabal del proceso de la literatura amazónica se debería hacer una rigurosa selección de textos que han aportado a lo largo y ancho del proceso de la literatura de esta parte del país.

Atentamete,

Percy Vílchez Vela

 

 

 

(Visited 56 times, 1 visits today)

4 Comentarios

  1. Hayyyy caramba, mi pelo casharo se volvio sambito, cuando pense que la foto donde sale Sr. Percy Vilchez Vela, era el museo de Iquitos. Jajajajjajajajajaja ya quisieramos tener algo como en la foto.

Comments are closed.