Notas de navegación – Diciembre 1

248
3
Compartir

En casa de herrero, cuchillo de palo

Por Miguel Donayre Pinedo

Hay hechos o conductas de los políticos que no se alcanzan a entender o digerir fácilmente. Primeramente, ellos se deben de alguna manera a las noticias y las noticias son publicadas en los medios de comunicación. Resulta que cuando un medio de comunicación cuestiona la conducta de un político o política, este se siente incómodo, la primera reacción pueril, de niño de parvulario que tiene el personaje público en cuestión es de alguna manera vetar a ese medio de comunicación. Me parece que quien se dedica a la política debe haber asimilado que las críticas o comentarios sobre su gestión es parte de este negocio de la política, pero no. Recientemente, se ha publicado por un medio de comunicación en la península que una política conservadora ha sido opaca en la presentación de su declaración jurada, y la actitud de esta ha sido de no responder a las preguntas que le hacen en las conferencias de prensa un o una periodista de este medio de comunicación. Así anda el patio de los adalides de la libertad de expresión, que mal andamos.

(Visited 36 times, 1 visits today)

3 Comentarios

  1. Primeramente, primeramente existe. De manera que no veo por qué tanto alboroto. Segundamente- y también existe- se percibe mucha agresividad en los comentarios. Hay algo de peruano ahí. Algo parecido a desearle envidia al compatriota. Y en todo caso para criticar no es necesario llegar al insulto.

  2. No había reparado en eso, de segundamente o terceramente que vienen despues de primeramente. Que buen español aprendes en España, mejor es que siguas dicendo cuando “haygan” oportunidades esta mejor decir en primer lugar. Soquete que más dicen en la península.

  3. Un ejemplo vivo de alienación cultural lo encontramos en tí Miguel; has perdido identidad. No eres ni amazónico, ni tampoco hispano. Eso es una pena. Pero la pena mayúscula es como escribes. Deja de usar Primeramente, ¿que es eso?. saviondillo, mequetrefe; eso es mucho decir. Sincerate chavalillo o mejor huambrillo. Hace tiempo debes sincerarte contigo mismo.

Comments are closed.