No se puede comprar creyentes

399
0
Compartir

200-cerbatanas-small

La congresista por Loreto Patricia Donayre Pasquel, ex otrora luchadora contra el fujimorismo, al menos desde el Frente Independiente Moralizador FIM y por el “legado” que dejó su padre en esta región en esa lucha contra la dictadura, ha propuesto bajar la valla electoral que impidió a Fuerza Popular obtener la presidencia de la república.

Es decir, que en primera vuelta si obtiene una mayoría promedio de 40% se constituya en ganador del proceso electoral. Desde el neo fujimorismo asumen que Keiko Fujimori tendrá la misma vigencia que tuvo durante los cuatro años antes de la última elección. Asumen también que su electorado o simpatizantes han adquirido cierta religiosidad y por ende no se van a mover de su lado en los próximos años.

Pero los entredichos que han surgido en los últimos días dan la impresión que la bancada no va ser tan monolítica que digamos. De hecho que la obtención de los representantes actuales como que se han configurado con un perfil más político y ambicioso que tienen estos congresistas en sus regiones y, de hecho, eso va pesar en las votaciones en el parlamento o las decisiones de su comité ejecutivo. De ahí que surgió la idea de “comprarlos” en su momento, porque ya se sabía que estaban con un pie en el Congreso y pensando en Keiko y el otro maquinando qué pedir y hacer para chapar la gobernatura regional de su lugar.

Ante este panorama, aunque no excluye que el individualismo de la figura de Keiko para la elección se imponga sobre otra corriente al interior, va ser difícil que la unidad los identifique. Más aún si hay temas de agenda que les van a ser arrebatados por el gobierno de PPK para sepultar sus aspiraciones. Así qué tan religiosos no son sus representantes, los votantes tal vez pero en un grado que no necesariamente signifique un 40% del electorado para calzar en la propuesta de la Donayre.

Los creyentes electorales no son tan fieles que digamos y no vaya a ser que la propuesta en realidad esté jugando para otra propuesta impensada para sus autores. En un país donde el voto es obligatorio, la existencia de analfabetismo y una desidia y apatía electoral la valla del 50% o de la segunda vuelta parece aún necesaria, aunque duela decirlo.

elescribidor3@hotmail.com

(Visited 13 times, 1 visits today)

Deja un comentario