¡¡No lo puedo creer!!

220
0
Compartir

170 (Small)

Le cuidaron tanto y tanto a la ministra de Salud, para que los periodistas locales no la aborden, que al menor descuido de ese cerco vergonzoso, los oídos de Patricia García escucharon algunas perlas del sector y dicen que puso esta cara cuando le hicieron saber de las tapas elastizadas.

(Visited 90 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorBrinca la tablita
Artículo siguienteLa ciudad perdida

Deja un comentario