No les demos la espalda

740
0
Compartir

Ayer los bomberos tuvieron que dividirse para atender dos emergencias que se presentaron al mismo tiempo, dos incendios que felizmente fueron controlados uno con mayor prontitud que el otro, pero ellos estaban ahí, presentes, a pesar de tanta indiferencia de autoridades y población misma.

(Visited 126 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorGino, al fondo
Artículo siguienteCon su libro bajo el brazo