Nadar solo

334
2
Compartir

Wikileaks, la campaña, el Perú y la Amazonía

Hace un par de semanas, el diario El Comercio dio cuenta de una reunión que había tenido su editora central, Rossana Echeandía, con miembros de Wikileaks, entre ellos Julian Assange, en un lugar de Londres. Allí se había entregado a Echeandía aproximadamente 4 mil cables de la Embajada de Estados Unidos en Lima, vinculados con asuntos internos del Perú, que oscilan entre los años 2006 y 2010.

El Comercio ha ido sacando dicha información por partes. En su edición digital, en una sección especial, ha ido presentando poco a poco los cables en su integridad. En la edición impresa, más bien, a modo de resúmenes, ha presentando la interpretación de los cables. Hasta el momento, los más sonados cables publicados versan sobre muchos aspectos vinculados sobre política peruana

1.- La intervención de Fernando Rospigliosi y un miembro del  actual equipo de campaña de Alejandro Toledo para pedir que EEUU impida la victoria de Humala en las elecciones del 2006  (publicada por el Diario El País de España). Rospigliosi ha indicado que efectivamente fue a la Embajada, pero a título personal, y no tiene nada que ver con el equipo de Perú Posible.

2.- Las reuniones de Ollanta Humala y el embajador de los Estados Unidos entre los años 2006 y 2009. Muchos quedaron extrañados porque la supuesta prédica anti imperialista del Comandante no se condice con la serie de reuniones en los que participó, si bien de modo desconfiado, también de modo sistemático.

3.- La confesión de Keiko Fujimori de una posible y presunta alianza con el APRA para garantizar apoyo al proceso judicial contra Alberto Fujimori

4.- Las confidencias del ex alcalde de Lima Luis Castañeda sobre la política, sobre su percepción del presidente Alan García y de Humala

5.- Las apreciaciones sobre los conflictos mineros, la presencia de elementos “agitadores” contra empresas extractivas y la participación “fundamental” de Pedro Pablo Kuczynski para solucionar esos asuntos.

El día de hoy se lanzó una nota vinculada con la presencia de los Wikileaks y el negocio de las empresas que sacan madera ilegal. Aquí el despacho de la agencia de noticias amazónicas Servindi:

El Gobierno de Perú ha admitido en secreto que entre el 70 y el 90% de sus exportaciones de caoba provenían de la tala ilegal, según un cable de la embajada de Estados Unidos filtrado por Wikileaks.  Es más, el Gobierno de Perú sabe que la madera ilegal fue “blanqueada” mediante la “falsificación de documentos, la extracción de madera fuera de los límites de las concesiones y los vínculos con los sobornos”.

La revelación pone en evidencia a varias tiendas de bricolaje estadounidenses, que han admitido a Survival International que siguen importando maderas nobles de la Amazonia. Home Depot, Lowes y Lumber Liquidators han confirmado que usan dicha madera en sus productos.

El entonces embajador de EEUU en Perú, James Struble, citó “estimaciones no oficiales de INRENA” en el telegrama de 2006 (INRENA era el Instituto de Recursos Naturales del Gobierno).

Los comentarios del embajador presentan una imagen muy negativa de la mala administración de las selvas y bosques de Perú. Según el cable, EEUU importó el 88% de las exportaciones de caoba de Perú en 2005, y por tanto juega un papel principal en el amplio comercio maderero ilegal del país. La mayoría de caoba que queda, en peligro de extinción, sigue siendo destinada a EEUU hoy en día.

 “El telegrama del embajador muestra hasta qué punto las autoridades están al tanto de la tala ilegal en Perú, sin reconocerlo ni hacer nada para ponerle fin. Cuesta creer que cinco años después sigamos viendo tala ilegal sistemática y el fracaso total a la hora de proteger la tierra habitada por pueblos indígenas vulnerables. Los consumidores en Europa y Estados Unidos no pueden confiar en documentos que supuestamente muestran cómo la caoba peruana viene de fuentes sostenibles, ya que no tienen ninguna credibilidad”, manifestaron hoy fuentes internas a Survival International.

¿Cuál ha sido el impacto real que han significado la publicación de estos cables? ¿Ha sido adecuada la forma cómo El Comercio ha presentado estos cables? ¿La forma de publicación ha sido correcta en términos de data abierta y transparencia? ¿Influyen estas revelaciones en la gran opinión pública?

Recién este tema está entrando en todo su esplendor. Aún falta mucho por disparar y es posible que las nuevas revelaciones de Wikileaks sobre el Perú y, en específico, la Amazonía, nos reserven aún algunas sorpresas.

(Visited 41 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. Es cierto fuí testigo hasta complice de este caso porque trabaje para una servis controlando la carga de paquetes de madera que se embarca en un barco para ser llevado a Estados Unidos y Mexico.
    Me admire los miles y miles de pies de madera de cumala,marupa y otros que se exporta dejando a nuestra selva deforestada quienes se benefician con esto son los empresarios porque a nosotros los obreros nos hacen trabajar dia y noche por un misero pago ni siquiera un sueldo ni un seguro esto empieza desde la extraccion pobres personas que se internan en la selva meses despues de ser practicamente esclavisado salen desesperado al pueblo a gastar lo poco que le queda.
    La tala ilegal empieza desde Inrena,agricultura y las autoridades de los pueblos, los extractores quienes se valen de documentos disque autorizados a extraer madera de ciertas zonas en la practica extraen de otras zonas sobornan a las autoridades y hasta a los policias forestales.

  2. La verdad sobre el comercio ilegal de madera no está sólo en esos cables o en los escritorios de los funcionarios públicos, esta en el campo, en los ríos, hay que caminar, viajar, observar y dialogar con los diferentes actores. Estar al frente de una computadora conectado a internet de modo permanente esperando primicias temáticas, ayuda, pero es insuficiente. Saludos a la gente de Pro y Contra.

Comments are closed.