Nadar solo – Julio 9

268
2
Compartir

Hablando sobre Paul Mc Auley

En mucho tiempo, del que tengo recuerdo, no he visto que la población loretana (al menos una gran y abrumadora mayoría) haya estado más unida que en torno a Paul Mc Auley, a raíz de la lamentable y deplorable orden de expulsión del país dictada por el Ministerio del Interior. De todas esas manifestaciones, inmensas, interminables, cariñosas, exultantes, amazónicas y solidarias, he tomado algunos párrafos (sacar todos sería como para hacer una nota de la extensión de todo el diario) de lo que otros han dicho para graficar lo que la figura de Mc Auley significa y significará para esta tierra y la defensa del medio ambiente y los derechos indígenas:

Rechazamos las intenciones de la Presidencia del Concejo de Ministros al tratar de deportar del País al Hno. Paul Mc Auley, quien es reconocido por las nacionalidades indígenas de la amazonia peruana como un personaje que se identifica plenamente con la realidad de la Región Loreto y la problemática de los pueblos indígenas y el medio ambiente de nuestra Amazonía  (pueblos indígenas Awajun, Wampis , Achuar, Shawi, Candoshi, Shapras, Shiwilo, Kokama Kokamilla, Urarinas, Kichua, Shipibos, Ashaninkas, Witotos, Machiguengas y todas las nacionalidades indígenas de la amazonia peruana)

Cuál fue su pecado? ¿Señalar que las petroleras contaminan los ríos y los bosques? ¿Revelar que cientos de indígenas presentan signos de intoxicación con cadmio, plomo y arsénico? ¿Opinar sobre el baguazo? ¿Informar el remate de extensos bosques con una serie de vicios legales? ¿Anunciar que Herman Pezo ubicó su botadero en una reserva natural? ¿Lidiar con un alcalde desmesuradamente inculto y super nada para Iquitos. El modo de cómo intentaron desterrar al ambientalista, demuestra que el Gobierno de Alan García no reconoce la existencia de una poderosa corriente de voluntades que lucha contra el deterioro del ecosistema mundial. (Fernando Nájar)

Pienso que se trata de un verdadero religioso, paciente, impertérrito, nostálgico del medio ambiente y un  luchador de verbo en ristre, un religioso que prefirió las sandalias y los politos desgastados, que quiso recorrer los ríos, caminar de brazos con los indígenas más desposeídos y hablar con la verdad sin tapujos y sin medias tintas, no soy seguidor religioso pero si existe la palabra de Dios y una imagen y semejanza seguramente se parece mucho a este hermano gringo. Estamos contigo hermano Paul Mc Auley (Héctor Tintaya)

No es sensata la propuesta de expulsar al hermano Mc Auley quién desde la Red Ambiental Loretana ha acompañado a los hombres y mujeres del campo por una vida digna y por ecosistemas saludables. Su lenguaje asertivo no puede ser tipificado como un delito ni una falta a los valores de la patria. Más culpa tienen aquellos que habiendo recibido el encargo de administrar los recursos naturales del país tratan de agotarlo al más breve plazo en nombre de un desarrollo que ve agotar indefectiblemente sus recursos. Más culpa hay en quienes hacen malabares lingüísticos para justificar lo injustificable y para colmo de males encima se la cree (Rodrigo Arce)

La decisión del gobierno de expulsar al Hno. Paul del país no sólo nos parece mezquina por no reconocer la importante parte que el Hno. Paul ha tenido en este crecimiento. También nos parece una decisión injusta que nos lleva a pensar, sobre todo por las razones aducidas, que aquellos que la toman se alinean en la larga fila de los que creen que la educación consiste en  domesticar a las personas y no en liberarlas.  (José Cuquerella, director del Colegio Fe y Alegría)

El hermano Paul ha prestado servicios invalorables en el campo de la educación en sectores de la sociedad donde el Estado está ausente. Nos parece doloroso que su compromiso con las minorías y con nuestra la Iglesia que promueve la protección de la creación, hayan sido consideradas pruebas suficientes de que su presencia en nuestra patria resulte incómoda y perturbadora para el gobierno (Conferencia de Religiosos del Perú)

El Hno. Paul, ha sido siempre perseguido por sus ideales, por no bajar la cabeza frente a los que manejan el poder. Por ese motivo, los jóvenes, los ciudadanos, los hermanos indígenas, los grupos organizados de la ciudad de Iquitos, brindamos nuestro APOYO INCONDICIONAL a esta persona que sin ser LORETANO de nacimiento, lucha por nuestra tierra, por nuestra gente, por nuestros niños, y merece ser llamado LORETANO mucho más que otras personas que habiendo nacido en esta hermosa tierra no se interesan por el futuro de nuestra región y sólo piensan en lucrar a costa del sufrimiento de otras personas (Asociación de Amigos Allpahuayo Mishana)

Efectivamente, ese miedo que no conoce Paul Mc Auley, del que sólo los grandes han logrado vencer, cuando sus convicciones y sus principios son los soportes principales.  No es la primera vez que amenazan a Mc Auley de deportarlo, en realidad, es parte de su propia historia.  Ahora se llevan a Paul Mc Auley. Acusado por su defensa de los conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas, de sus formas de organización, su lucha irrestricta por el derecho a ser consultados, el respeto a su ciudadanía étnica diferenciada y de sus propios modelos de desarrollo local, con visión territorial. Me pregunto, si una vez más permitiremos el abuso, si seguiremos siendo meros observadores de balcón (Fabiola Mares)

Salir a las calles a protestar pacíficamente y a defender el cumplimiento de la legislación ambiental, de los derechos fundamentales de los peruanos, y en especial de los indígenas, no es un acto contra el Estado Peruano, como asume la citada resolución, es un acto a favor de la población, y por tanto, del Estado; en todo caso, que digan que es un acto “contra ciertas políticas del Gobierno”. Protestar contra los abusos de los malos funcionarios y gobernantes que no defienden a su pueblo, no sólo es un derecho, es una  (Pepe Alvarez)

En mucho tiempo no se ha visto en el país una  expulsión de un ciudadano extranjero alegando razones políticas, mucho menos de un religioso. Pero, sobre todo, es extraordinario que el gobierno canalice esfuerzos en quitarle la residencia a un hombre muy querido y respetado, que ha trabajado con organizaciones del mismo Estado para apoyar a los ciudadanos amazónico, que ha actuado desde la legalidad impuesta por el mismo Estado para demostrarle que aún existen injusticias e irregularidades que deben ser canalizadas o superadas. En tanto, la solidaridad integral con Paul Mc Auley en la comunidad amazónica demuestra que se puede neutralizar momentáneamente a uno de sus miembros, pero no se pueden paralizar las causas globales y generalizadas de un pueblo. (Editorial Kanatari)

El genio y la figura del padre Paul Mc Auley  se volvió proverbial en estos pagos  debido a su constante  protesta contra los daños ecológicos, contra los abusos a los indígenas. Era una voz más que se sumaba al coro del descontento, de la búsqueda de sentidas reivindicaciones.  Que sepamos el citado no fue nunca la voz principal ni el líder visible de esos momentos o movimientos. Era tan solo un apoyo verbal, mayormente.  Sin embargo, tiene que irse como si él fuera el principal promotor de protestas y rebeldías, como si él fuera el único perturbador de la paz social. No. La protesta indígena tiene raíces ancestrales, tiene antecedentes cruciales en el abuso, en la marginación.  No nace ni se ramifica por la presencia de tal o cual personaje. Está allí, desde casi siempre. Con o sin el padre expulsado los indígenas seguirán protestando. Con absoluta seguridad (Editorial Pro & Contra)

(Visited 28 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. Hola!
    es deplorable que alguien que lucha por el bienestar de los indígenas y la preservación del medio ambiente amazónicos, sea víctima de cuestiones legales referentes a su condicion de ciudadano extranjero con visa de permanencia, que restrinje su derecho de participar en cuestiones politicas de nuestro país.Delante de los hechos, se deberia de tener en cuenta más lo principal que lo secundario y solucionar el problema haciendo uso del sentido común.Evidentemente que la labor del referido ciudadano extranjero es de un gran valor desde todo punto de vista.Siendo así, entonces que regularize su situación de legalidad en nuestro país, podria ser a través de su naturalización como ciudadano peruano.Él no puede violar las normas internacionales de extranjeria y hacer lo que le viene en ganas en un país ajeno.No podemos también pedir que el Estado peruano sea omiso o negligente delante de las acciones de ciudadanos extranjeros en su territorio por cuestiones de soberania nacional, como es práctica común en qualquier otro país organizado.A ver si un peruano podria hacer lo mismo en Inglaterra, en menos de lo que canta un gallo seria deportado hacia su país.Pienso que nuestro país fue muy tolerante con el accionar de ese respetable señor todo este tiempo.Es eso.

  2. La noticia de hoy es alentadora. Estamos contigo hermano Paul, estaremos vigilantes porque sabemos que esta persecucion no tiene fin y es un reto a todos los amazonicos demostrar la fortaleza que tenemos en Cristo y luchar por un mundo libre, con justicia para los mas desposeidos.
    Está pendiente de solucion del problema que ha causado la Pluspetrol en el marañon.

Comments are closed.