Nadar solo – Diciembre 17

319
2
Compartir

Navidad

Navidad es un recorrido permanente por las calles del Jirón Próspero, buscando juguetes de plástico y robots de control remoto con cable. Es darle un rumbo a la travesía hacía el Mercado Belén.

Navidad es Suena el Manguaré, uno de los discos más importantes de la historia de la música amazónica. Navidad es escuchar Bombobaile y Pastorales que salen a las calles a disfrutar con todos.

Navidad me hace recordar las gallinas rellenas con arroz y la ensalada fría. Son los pedazos de panetón y chocolate humeante que no siempre son disfrutables en temperaturas mayores de 30 grados.

Navidad es para mí el último año del cole mojándome por la lluvia en la Plazuela Ramón Castilla. Navidad son las lucecitas de Navidad que se agolpan en las ventanas de las casa.

Navidad es la Misa de Gallo celebrada por el inolvidable cura Maurilio Bernardo, que entre otras cosas, me enseñó el significado de la rebelión. Navidad es el grupo juvenil de acción carismática y los regalos adolescentes del amigo secreto.

Navidad es la enorme Iquitos, demostrándome que la Navidad no necesita celebrarse en guetos, sino, felizmente, todos juntos, revueltos y contentos.

Navidad significa la ilusión de escribir cuentos y relatos para los concursos de cuentos de Navidad del CETA.

Navidad son las reuniones interminables que siempre terminaban con la gente ebria y muy feliz.

Navidad son los teléfonos colapsados.

Navidad son Rambo y Wally, mis perros, corriendo espantados y escondiéndose debajo de las camas con la invasión de cohetones detonados.

Navidad es olor a pólvora y a aves horneadas.

Navidad es la injusticia y la pobreza y las mentiras de los comerciantes de siempre para vender más.

Navidad es la Abuela María reuniéndonos a todos junto a ella y contándonos las historias de las Navidades en Yucuruchi y Requena, con su hermana a la que habían raptado los indígenas y su papá que tenía un bigote perfecto.

Navidad es escuchar a los Toribianitos por enésima vez.

Navidad es conmoverse profundamente mientras se escucha Cristo Pobre, el villancico más triste que he escuchado en mi vida “Chacarero de mi tierra tú no puedes ni comprar/los juguetes que allí venden en vitrinas de ciudad…”

Navidad es pensar un poco en quienes están alrededor de ti y descubrir que hay varias historias que no se han deshecho, a pesar de las inevitables heridas que el tiempo deja crecer en la memoria.

Navidad son los recuerdos, que se agolpan en columnas como esta.

(Visited 35 times, 1 visits today)

2 Comentarios

  1. La melodía de Cristo Pobre, como Ud. dice, es un villancico triste, mas su melodía hermosa, melancólica, bellísima. Es quizás el tema musical que evoque como ninguno otro, la Navidad en las tierras amazónicas.
    Habría que poner en vitrina nuevamente este tema, reconcocer a su autor o a sus autores. Difundirla por otros lares. La esencia de la Navidad se pierde. Este villancico nos puede llevar de vuelta a ella.

    “Chacarero de mi tierra tú no puedes ni comprar/los juguetes que allí venden en vitrinas de ciudad…”

  2. I like this, you gave us little bit of yourself!!

    Me gusta lo que escribiste, nos diste un poco de ti en ello.

Comments are closed.