Mismo pan, mismo café.

270
0
Compartir

Por Filiberto Cueva

hola@filibertocueva.com

De tanto ir a la misma cafetería, he terminado por hacerme amigo del joven y la anciana que ahí trabajan. De tanto seguir yendo a la misma cafetería, me he enterado que el joven y la anciana, son madre e hijo, y no jefa y empleado como lo pensé en un inicio.

De tanto seguir yendo a la misma cafetería, me han contado que la situación está complicada y que ya no venden lo mismo que antes, y que la anciana quiere descansar y su hijo, irse a vivir con la novia.

Un día, en el que con la excusa de una café iba a la cafetería para conversar con sus propietarios, que además de café tenían siempre buenos chistes y divertidos temas de conversación, me doy con la sorpresa, que habían vendido la cafetería. Que, si en un minuto muchas cosas pueden cambiar, en una semana, una cafetería puede pasar de unos dueños a otros.

Entré a la cafetería. Todos eran chinos. Me asusté y les dije ¿Dónde están María y su hijo Andrés? A lo que los chinos me respondieron, ahora otros dueños, pero mismo pan, mismo café. Todo igual.

Me quedé estático por alguno segundos. Pedí un agua para llevar y me fui a casa. Lo que había dicho Andrés Andrés Oppenheimer en su libro “Cuentos Chinos” era cierto. La China está conquistando el mundo y recién nos estamos dando cuenta de ello, cuando casi todo lo que compramos y usamos es fabricado por ellos.

En su documental sobre el cambio climático ‘Before the flood’, Leonardo DiCaprio muestra sorpresa cuando se entera que uno de los países que está innovando en energía por encima de los Estados Unidos es la China.

Ellos “los chinos” siempre anduvieron despacio “sin pausa, pero sin prisa” y ahora, nos están dando una evidencia de una de las frases que se repite hasta el cansancio entre los estudiantes de marketing “trabaja duro en silencio y que tu éxito haga el ruido”.

Por su parte Quino, el creador de Mafalda había dicho hace unas décadas que si chinos e hindúes saltan al mismo tiempo podrían cambiar el orden del mundo, y tal parece que, el mundo ya no está en Europa o América del Norte, sino que, en el Asia.

Al respecto, los medios peruanos informan que Xi Jinping, Presidente de la China, ya está en Perú, y en sus declaraciones está haciendo gala de un país listo para conquistar. Sino es que ya lo hizo.

Yo, sigo manteniendo vivo el recuerdo de los chinos dentro de la cafetería “ahora otros dueños, pero mismo pan, mismo café. Todo igual”.

(Visited 34 times, 1 visits today)

Deja un comentario