Mi compañero de ruta y memoria: Bart

333
0
Compartir

Para mi sobrina Claudia

Cada vez que regreso a Isla Grande me topo con mi amigo Bart. Ambos nos ponemos contentos. El es muy callado y reservado. Aunque también a momentos se pone muy gruñón. De rabia le tiembla todo el cuerpo. A la menor bulla se pone como un basilisco, le digo que tranquilo, que no pasa nada. El me escucha y se le va los nervios y vuelve a sus quehaceres como si nada hubiera ocurrido. Con él muy de madrugada suelo hacer largar caminatas. A esa hora en Isla Grande hasta los perros duermen y caminamos a nuestras anchas. Por el barrio, las calles que antes eran de tierra ahora están pavimentadas aunque, ya sabemos que quienes diseñan las pistas en la isla están pensando en la luna de Paita, las veredas para los peatones son todo un desastre – cada vecino hace la suya, lo cual convierte las veredas en una calzada de tortura. Cualquier persona con discapacidad para movilizarse por ella sería una tarea imposible, salvo que se aviente a las pistas. Esta ciudad, donde no hay ninguna calle peatonal, sigue siendo segregacionista, desdeña a las personas de la tercera edad, a las personas con discapacidad porque con esas veredas ellas no pueden caminar ni salir a la calle, lanzo una perorata al aire y él se queda callado, me mira sin decirme nada. Con mi amigo Bart vamos hablando de los cambios urbanos que ha tenido esa parte de la ciudad. En esas pláticas matutinas con él me permite aclararme algunas dudas que tengo sobre tal o cual cosa de la isla ¿es un pueblo grande o una ciudad fallida? Un día en esos recorridos muy de mañana le hice conocer la casa donde nací, era junto al río, por la calle coronel Portillo. Es decir, soy un ribereño de pura cepa. Era la casa en la cual vivían el abuelo Felipe y mi nonna Natividad. En ese local encontramos en las paredes unas pintas políticas y la casa había sido derribada para hacer el actual negocio. Me arrancharon parte de mi memoria, Bart. Al escucharme se puso triste como yo, y seguimos caminando. P.D. Bart, es un snauzer, tiene ya cincuenta y cuatro años como yo (nació un 25 de abril de 2007) aunque parece más joven.

https://notasdenavegacion.wordpress.com/

 

(Visited 30 times, 1 visits today)