MADRE VIAJÓ A LIMA PARA RECOGER CUERPO DE SU HIJO

464
0
Compartir

Loretano muere en accidente de Cerro San Cristóbal:

 

Como se recuerda este último domingo murieron 9 personas y más de 50 heridos en el accidente que dejó el mirabus del Cerro San Cristóbal.

Loretano murió en accidente. Herber Apagueño Zimarra, de 30 años de edad, es una de las víctimas mortales del accidente de un vehículo de la empresa Green Bus ocurrido este último domingo en el cerro San Cristóbal.

Desde Iquitos, su madre Rocío Zimarra Plaza de 48 años, pidió justicia tras la tragedia. Y contó entre lágrimas que su hijo mayor Herber estaba viviendo en la capital desde hace 12 años y que aquel domingo fatídico su primogénito se fue a pasear junto a su enamorada.

Al conocer esta noticia, la madre de familia viajó junto a su esposo ayer en horas de la tarde hacia la capital para recoger el cuerpo de su hijo y al fin darle la cristiana sepultura. “Voy a viajar junto a mi esposo para poder traer el cuerpo de mi hijo y enterrarlo en su tierra natal. Yo sé que él hubiera querido esto, pero su muerte fue tan repentina y nos deja un gran vacío”, expresó doña Rocío Zimarra.

“Yo me enteré de la muerte de mi hijo a la medianoche por su hermano, me llamó para contarnos esta trágica noticia, yo me quedé en shock, no podría creer lo que me decían mis hijos que se encuentran en Lima. Para mí fue una mala noche, sentí que mi pecho ardía como si me clavarán varios cuchillos. Este dolor que siento no tendrá cura. Hace unos días hablé con mi hijo, nos iba a visitar el próximo mes junto a su enamorada quien tiene dos meses de embarazo y ahora su vida se acabó como si nada. Yo exijo justicia, la muerte de mi hijo no se puede quedar impune, acá hay culpables y deben pagar”, manifestó entre lágrimas la madre del joven loretano.

“Yo me enteré de la muerte de mi hijo a la medianoche por su hermano, me llamó para contarnos esta trágica noticia, yo me quedé en shock, no podría creer lo que me decían mis hijos que se encuentran en Lima. Para mí fue una mala noche, sentí que mi pecho ardía como si me clavarán varios cuchillos. Este dolor que siento no tendrá cura. Hace unos días hablé con mi hijo, nos iba a visitar el próximo mes junto a su enamorada quien tiene dos meses de embarazo y ahora su vida se acabó como si nada. Yo exijo justicia, la muerte de mi hijo no se puede quedar impune, acá hay culpables y deben pagar”, manifestó entre lágrimas la madre del joven loretano.

Doña Rocío Zimarra señaló que tienen el apoyo de las autoridades para que puedan recoger el cadáver de su hijo  y que solo les tocará buscar donde enterrarlo y despedirse por última vez de su primogénito.

El gobernador regional de Loreto, Fernando Meléndez Celis, dio a conocer que brindó ayuda a la señora Rocío Zimarra, para que pueda viajar a Lima en compañía de su esposo para traer el cuerpo de su hijo para su entierro en Iquitos.

Los familiares de Apagueño Zimarra expresaron que el joven Herber dejó su natal ciudad hace 12 años en busca de un futuro mejor, debido a que sus padres tenían bajos recursos económicos, fue entonces que se fue a la capital para trabajar.

Hasta el momento se conoce que la enamorada del joven loretano se encuentra herida pero fuera de peligro pero no saben si este accidente no afectó su periodo de gestación. “Yo sé que la muchacha se encuentra bien pero no sabemos nada si el bebé que lleva en su vientre no ha sido afectado con el accidente, solo esperamos que ambos estén bien y fuera de peligro”, contaron los familiares.

El padre del joven se encontraba afectado por la noticia y simplemente dijo que lo único que quiere es traer el cuerpo de su hijo para que descanse en paz. Además indicó que siempre recordará a Herber como un buen hijo, luchador y alegre que siempre quería a su familia y ante todo su deseo era sacarlos de la pobreza”, finalizó.

Los responsables del accidente en el Cerro San Cristóbal, en donde un bus se desabarrancó dejando 9 muertos y 57 heridos, podrían ser denunciados por los delitos de homicidio, exposición de personas al peligro y omisión de funciones.

Según el abogado penalista, Luis Lamas, la responsabilidad directa por las muertes recae en el chofer de la unidad. En caso se corrobore que fue un homicidio culposo, la pena podría ser de dos años. En cambio, si se comprueba que fue un homicidio doloso, la sanción penal puede ser de hasta 15 años.

Víctor Ayala, dueño de la empresa Green Bus, cuya unidad se desbarrancó este último domingo en el cerro San Cristóbal, indicó que contaban con todos los permisos de la municipalidad de Lima y El Rímac para realizar los recorridos turísticos.

Además, dijo Ayala a Canal N, que el chofer que manejaba el vehículo que se accidentó era profesional y tenía las autorizaciones necesarias para brindar el servicio de traslado de pasajeros.

(Visited 202 times, 1 visits today)

Deja un comentario