Los reconocimientos hay veces no necesitan de ceremonias

Los reconocimientos hay veces no necesitan de ceremonias

492
0
Compartir

Pasado el mediodía me preparo a disfrutar de Desaparecer, la película de Dorian, Chichi y Paco. En realidad me levanté muy temprano para ser domingo. Una mirada a las redes sociales y todas estaban salpicadas de saludos y buenos deseos por el Día del periodista. Algunos directamente dirigidos a mí.

Lo cierto es que aquí estoy, acabo de almorzar mi menú, y mi pequeño Bucky también. En unas horas iré al diario pues hay que chambear y por lo tanto busco relajarme y que mejor con una peli nuestra. Así que me tiendo en la cama y listo. Vamos a ver.

Sé que la gran mayoría está celebrando a lo grande, de ellos en gran número están en brindis y almuerzos de confraternidad, otros, desfilaron en la plaza de Armas. Y unos, un salud al vuelo para que más. Todo bien, saludo y me agrada eso.

Pero van pasando los minutos, ya es más de la 1:00 de la tarde y francamente, a pesar que esta de lo mejor esta producción cinematográfica, opto por ponerle pausa, porque hay cosas que no dejan de dar vueltas y vueltas en mi cabeza.

Hace un mes -días más, días menos- recibí una carta del Colegio de Periodistas del Perú- Consejo Departamental de Loreto, con la firma de su decana, Carmen Goche. En el que se me comunica que han decidido en asamblea hacerme un reconocimiento por mi labor periodística, seguramente junto a otros colegas del que ignoro quienes serán.

La ceremonia y Sesión Solemne será este martes 3 del presente en la maloca de la Municipalidad de Maynas, presidida por la alcaldesa Adela Jimenez Mera, cuya tarjeta oficial de invitación también ya está en mis manos.

Les confieso que me emociona todo esto. Es lindo que uno sea motivo de estos reconocimientos y por lo tanto lo valoro. En serio.

Sin embargo, fiel a mis principios y para ser congruente con mi forma de ser y pensar, he decidido no asistir a esta ceremonia. Considero que los periodistas cuanto más alejados estemos del poder y las autoridades, mucho mejor. Los reconocimientos hay veces no necesitan de ceremonias. Más en esta coyuntura donde somos tremendamente críticos de la actual gestión municipal de nuestra provincia, y cuando de pronto, mañana, martes, estemos publicando en Pro y Contra otra denuncia que involucra directamente a la señora alcaldesa y su afán electoral.

No quiero que se entienda esto como un desplante, una grosería de mi parte ante la gentil deferencia, de tan respetables damas, pero la sinceridad delante de todo. Gracias infinitas a mis colegas del CPP-L, a Carmen, con quien hemos estado en comunicación a raíz de este gesto. Gracias a la Municipalidad Provincial de Maynas en la persona de la arquitecta Adela Jimenez, de corazón gracias, por pensar en este humilde servidor de la voz y la palabra.

Los que me conocen saben que no soy se asistir a actos por el Día del Periodista, más si el escenario o el convocante es una institución pública o autoridad. No tienen nada que ver con personas o gestiones. Es la forma de respetar mi labor y el de los demás.

Aprovecho, así mismo, en agradecer a todas las personas que se acordaron de mí en este día especial. Solo en retribución mi compromiso de ser consecuente con lo que predico desde el primer minuto en que decidí ser lo que soy, simplemente un periodista apasionado que cree debe estar cerca de la verdad pero distante de todo tipo de poder.

Así que con su permiso, ahora si a disfrutar de Desaparecer en Netflix, disculpen, pero hoy es mi forma de celebrar mi día, pues.

(Visited 74 times, 1 visits today)

Deja un comentario