¿Los miserables del Mario?

503
0
Compartir

No fui sobón, siempre dije que cuando el premio nobel de literatura, Mario Vargas Llosa hablaba, y habla de política, Platón intenta morirse de nuevo, los liberales lo aplauden, los comunistas lo hacen salchicha, yo prefiero comerme un pan con jamonada, por evitarme la indigestión cada vez que lo termino de leer. Y no lo digo porque me caiga más pesado que el chicharon con aguajina, Mario es un  buen tipo cuando habla de literatura, es el zapatero en su zapato, el genio en el que ya tantas veces le dijeron que solo sabía hacer, solo escribir y hablar de literatura, pero cuando habla de política, MVLL es Zavalita que se olvida en qué momento se había jodido el Perú, y piensa Mario, Zavalita, el Perú una vez más se jodido por tus recomendados político, una vez más jodido por creerles, jodidos nosotros por creerte.

Y me llama mucho la atención su descaro intelectual, político, de doble filo, cuidado con Mario que corta por los dos lado, nos advirtió su primo, Hernando de Soto, se olvida rápido de lo que recomienda, el pueblo no, y que su papel de juglar, por ir en contra de la chinita con papá corrupto, amigos narcos y hermanos vagos, siempre fue fundada en que la hija de un corrupto no fuera a gobernarnos, y eso es lo que siempre nos decimos todos los días, como un santo y amén, que el Jesús del pacifico, patrón de los corruptos, nos salve de sus protegidos, ni la sarita se atreve con tal santo, para que el pueblo una vez más no sepa en qué momero se jodió el Perú, y la selección de futbol también, y nadie quiere hablar de tema, “la premiación del Oscar era más esperado que las revelaciones de los programas dominicales”, solo el avergonzado es él, el que un día creyó que Toledo, Ollanta, Alan, PPK, eran los héroes del Marvel, se creyó en la obligación de hacer una mea culpa, publicando para un periódico limeño, borrar con una crónica lo que un día lo gritó por todos los lados, que las personas que hoy están siendo investigadas, y que las que supuestamente también tendrían algo que ver con la tal empresa brasileña, la corrupta, la dueña de la mermelada, la empresa Odebrecht, eran tan ajenas a la corrupción, sanos hombres de buenas intenciones y grandes capacidades para gobernar, que nos darían estabilidad, crecimiento económico, Mario era el bancario en cada reunión con ellos, era el representantes de los intereses de las grandes corporaciones, y nos salía a vender gato por liebre, hasta cuando Zavalita, hasta cuando te dejarás de preguntar “¿en qué momento se jodió el Perú?”. Ahora nos dice que esta historia que él nos ha contado, y que tuvo un final que ni siquiera él mismo se había esperado, como siempre sucede en las novelas, es “un gran thriller”, donde su pena por Toledo le recuerda lo que Gustavo Gorriti lo dijo con su puño y letra, que Toledo siempre tuvo el alma de una gran corruptor, que todo en él fue hipocresía al insultar tantas veces de dictador, corrupto y asesino a Fujimori.

¿Pero cuándo recordará lo que dijo y escribió en favor de Toledo, después de Alán, luego de Ollanta, y por último de PPK? Zavalita, ¿en qué momento se había jodido el Perú?, pues ahora Zavalita ya habrás encontrado la respuesta, revisa las crónicas de MVLL cuando hacía panegíricos de los que son delatados por corruptos, los amigos de Mario, que como nunca, ahora se habrá olvidado, en qué momento nos jodimos todos.

 

(Visited 46 times, 1 visits today)

Deja un comentario