Los grupos mediáticos más poderosos del Perú

288
0
Compartir
grupo-comercio
grupo-comercio

A inicios del 2000, El Comercio estaba preocupado por la concentración de la industria de papel en pocas empresas.

Conoce aquí los ocho grupos privados más poderosos de la industria mediática del Perú*. Tres grupos -El Comercio de la familia Miró Quesada (con el 61%), ATV del mexicano Ángel González y Latina Televisión de propiedad de una offshore en el Caribe- concentraron más del 80% de los ingresos aproximados de una industria casi totalmente financiada por la venta de espacios publicitarios.

 

Los dueños de la noticia

El Comercio tiene 168 accionistas, entre ellos aparecen los dueños de los grupos Graña & Montero, Lan Perú y Wiese.

Un grupo multimedia que tiene como accionistas a los dueños de la constructora, la aerolínea y el grupo de inversiones más importantes del país: Graña & Montero, Lan Perú y los Wiese; un magnate mexicano que desde Miami controla un imperio de 124 medios de comunicación alrededor de 15 países de América Latina; y un fondo de inversión que tiene accionistas mineros y maneja millones de dólares de Credicorp y Sura desde un paraíso fiscal en las Islas Vírgenes Británicas y Caimán, concentran el 80% de los ingresos de la industria mediática del Perú.

Luego de llegar a la vieja sede de El Comercio, Luis Miró Quesada Valega, presidente del directorio de la compañía y uno de los ejecutivos más veteranos de la familia, subió las ruidosas escaleras de madera que en aquella época conectaban la cochera con el segundo piso del legendario inmueble, ubicado en el centro de Lima. Eran días oscuros para el periodismo local. El Poder Judicial preparaba la captura de los empresarios de televisión y de los dueños de periódicos que recibieron millonarios sobornos del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) para apoyar la tercera reelección de Alberto Fujimori; mientras el país se hundía en una crisis política sin precedentes en la historia.

Inmediatamente después de ingresar al salón de directores, Miró Quesada Valega inauguró la reunión de accionistas para decidir el futuro del periódico en el siglo XXI. Aquel 21 de marzo del 2001, el cónclave empezó con el análisis de la situación del Perú tras la renuncia y fuga de Fujimori al Japón; continuó con la exposición de los informes financieros de la empresa y la posterior planificación para convertir al periódico en el grupo multimedia más grande del país. Finalmente, habló sobre las consecuencias de un fenómeno que amenazaba al mercado de diarios: la concentración y el monopolio de la industria del papel.

 “En los últimos dos años, los grupos papeleros del mundo han concentrado la oferta en pocas manos. El 64% del mercado mundial lo controlan diez empresas”, dijo Luis Miró Quesada -primo hermano del entonces director periodístico de El Comercio, Alejandro Miró Quesada- mientras resumía el escenario internacional de la industria papelera y su impacto en el aumento del precio de los diarios, teniendo en cuenta que el diario importaba 15 toneladas anuales de papel desde Chile, en aquella época. El preocupante anuncio fue inmortalizado en los reportes financieros históricos de un periódico afectado por las consecuencias negativas de la concentración económica. Ironías del mercado.

CONCENTRACIÓN MEDIÁTICA

Quince años después, El Comercio -fundado como un boletín de dos páginas de avisos comerciales en el siglo XIX- es hoy el imperio mediático más poderoso del Perú, cotiza en la Bolsa de Valores de Lima desde hace dos décadas y entre sus 168 accionistas destacan los dueños de la mayor constructora, aerolínea y grupo de inversiones inmobiliarias y financieras en el Perú: los grupos Graña & Montero, Lan Perú y Wiese. Al 2015, tuvo ingresos de S/ 1,472 millones (US$432 millones), casi tanto como lo recibido por algunas de las principales mineras del Perú; además concentra el 61% de los ingresos totales del mercado y es propietario de subsidiarias en Perú, Bolivia, Chile y Colombia, vinculadas a negocios de imprenta, comercio online, educación y hasta parques de diversión infantil.

En los últimos años, la matriz de la familia Miró Quesada -dueña de dos canales de televisión, nueve diarios y 15 medios digitales que alcanzan a varios millones de personas al día a nivel nacional- llegó a ser cliente de firmas peruanas asociadas de Deloitte, KPMG, Pricewaterhouse y Ernest & Young, las mayores auditoras del mundo; de agencias de clasificación de riesgo como Fitch Rating y hasta de la desprestigiada firma de abogados Mossack Fonseca, famosa por el Caso Panamá Papers. Bajo el lema “Independencia y veracidad”, el modelo de negocio de El Comercio depende de los ingresos por publicidad hasta un 60% (como diario) y 80% (como grupo), además tiene deudas que actualmente llegan a los S/ 350 millones con los principales bancos del sistema financiero nacional.

El Comercio -dueño de América Televisión y Canal N, líderes en señal abierta y cable; del diario popular Trome, el más vendido en Latinoamérica; y de elcomercio.pe, la web de noticias con mayor alcance del país- ha logrado concentrar alrededor del 56% de los ingresos por la venta total de la publicidad en medios en el 2015. Sin embargo, los estimados se disparan al 70%, 80% y hasta el 90% cuando se trata de inversión publicitaria en rubros específicos de televisión y cable, diarios y revistas o internet. Cifras reveladoras, si consideramos que la inversión total en ese rubro llegó a los S/ 2,275 millones (US$711 millones) el 2015, según la compañía de estudios de mercado CPI.

El grupo de la familia Miró Quesada, propietario de nueve de los más de 20 periódicos estimados en Lima, concentra alrededor del 80% de la circulación diaria en la capital y el 74% en promedio a nivel nacional. En cuanto a su alcance aproximado en la población, El Comercio tiene el 78% de la lectoría del mercado y el 65% de los estimados en audiencia mensual web. También domina el sector de la televisión. Con América Televisión, canal que comparte con el diario La República, tiene el 23% de la cuota de audiencia; seguido por Latina Televisión (16%) y ATV (11%), según el promedio anual de sintonía de Kantar Ibope Media del 2015.

Esta historia continuará.

(Ojo-Publico.com)

(*) Fuentes y otras notas:

La información de ingresos procede de la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV), la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), Perú Top Reporter: 10,000 Companies 2016 y entrevistas personales. Se consideraron grupos privados del rubro impreso, radial, digital y televisión de señal abierta, y que además dependen enteramente de la publicidad. No se incluyó al grupo del Estado -Instituto de Radio y Televisión del Perú (IRTP) y Editora Perú-, ni a Telefónica del Perú, que tiene empresas con canales de cable. Tampoco al Grupo Panamericana de Radios que se negó a entregar información.

(Visited 107 times, 1 visits today)

Deja un comentario