La ilusión de las comunicaciones

256
0
Compartir

Cuando terminas la etapa escolar y  decides estudiar una carrera universitaria es una tarea complicada de autoevaluación y firme convicción que la elección es la más sabia y definitiva en tu corta vida estudiantil.

Pero si este proceso tarda y poco y no tomas los caminos correctos –eso es lo que dicen los abuelos- y te dedicas a otras labores que nada tienen que ver con lo profesional o menos aun con lo que soñabas de niño.

He hecho ya en el colegio me interesaba la radio, quería ser un locutor renombrado de esos que presentaban los éxitos musicales de los años noventas o de aquellos que las marcas buscaban por su peculiar voz para hacer famoso a un producto o servicio.

Algunos de mis compañeros de colegio me decían que ese era mi camino que en la locución estaba mi futuro que si me dedicaba a eso sobrevivirá y tendría mucho dinero-nada más falso- después de la fiesta de promoción del colegio donde estudie mi tiempo lo se repartió en estudiar aviación comercial turismo y hotelería y por si fuera poco a bailar toadas –un ritmo de moda de hace algunos años que invadió Iquitos- cual garota brazilera del carnaval de rio.

Siete años de mi precoz vida me la pase trabajando en algunos hoteles-no vayan a pensar que me arrepiento de esa etapa-conocí a muchas personas, hice muchas amistades, encontré el amor en una recepción del hotel más lujoso y céntrico de Iquitos, pero eso se los contare en otra publicación.

Felizmente termino por decisión propia porque no tenía vida, ni cumpleaños, ni navidades, ni podría festejar los cumpleaños de mama a su lado. Hasta que decidí estudiar la segunda carrera, que debería haber sido la primera ciencias de la comunicación, así es la pasión por dar a conocer las noticias y estar en el lugar de los hechos, por lo menos así es como lo presentan o lo promocionan, nada más alejado de la realidad porque al elegir esta carrera el abanico de posibilidades cada vez se abre más, desde estar en una cabina de radio, hasta convertirte en el asesor de imagen del político más influyente de tu país.

Y así fue que próximo a terminar esta carrera, puedo escribir en este diario y con el aporte de los lectores mejorar y aprender y como si esto fuera poco tener a la comunicación digital como el mejor aliado para dar a conocer lo que está pasando en el momento adecuado , no ce si realmente sea lo correcto , no ce si elegí bien, no ce si valga la pena , no ce si sea gane dinero y esta carrera sea bien remunerada-estoy seguro que no lo es- pero tengo que hacerlo , tengo que ser el mejor y como dice un viejo y conocido refrán , si me dicen que no puedo….váyanse a la mierda que les demostrare que si lo logre.

 

(Visited 35 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorCuriosidades médicas
Artículo siguienteRodeado de cajas

Deja un comentario