La gran invasión

226
0
Compartir

Escuchado así suena a una película de acción de Hollywood pero no, se trata de un bulo oficial lanzado por el Ministro del Interior del Reino de España ante la supuesta algarada, avalancha de inmigrantes subsaharianos que están listos para saltar los bardales de la frontera con Marruecos, en Ceuta. Hay que meter miedo a la población, los bárbaros quieren entrar a la fuerza [me recuerda a las clases de Historia de Derecho muy bien detalladas por Fernando de Trazegnies cuando describía la frontera del mundo romano y los bárbaros, que sería hoy los territorios de Alemania]. Según las palabras del gerifalte conservador era una invasión inminente de cerca de 30.000 a 40.000 personas dispuestas a saltar la valla de la frontera, como para no dormir, cualquier cineasta se frotaría las manos de filmar unas imágenes como las anunciadas por ese torpe funcionario. Así maneja el partido conservador el tema de la inmigración en España, y por qué no en Europa, me refiero a los conservadores europeos. Uno de los valores liberales ha sido la tolerancia en Holanda, este valor está a la baja en el país donde vivió Baruch Spinoza, vaya paradoja, por que gracias a esa tolerancia pudo vivir en ese país luego que fuera excomulgado de la sinagoga, hoy esta tierra de los molinos ha pasado ser uno de los países más xenofóbicos. Inglaterra cada día eleva más el listón contra los inmigrantes, es más, promociona campañas contra posibles inmigrantes. En Francia cada día crece la simpatía a líderes homófobos y racistas. Así andamos por estos charcos salados. Pero la premisa de esta campaña conservadora ha sido esbozada por el ministro español, ¡nos invaden! Y muy bien acogidos por los “bustos parlantes” de su misma calaña en medios de comunicación de la derecha. Si uno mira la vista atrás en el siglo XIX y parte del XX la inmigración fue de Europa hacia América y otros países, seguro que si leemos los diarios de la época no encontrará editoriales o columnistas que alienten y aticen la xenofobia o el racismo [quizás el racismo ya lo traían los europeos en el ADN y que muchos latinoamericanos lo hemos heredado sin cuestionarnos). Aquí en las tierras de la razón suceden las cosas al revés.

http://notasdenavegacion.wordpress.com/

 

(Visited 27 times, 1 visits today)