La fortuna arrojada al agua

270
2
Compartir

La fortuna arrojada al agua

El Mississipi es el padre de las aguas, sostiene Borges muy ufano, desdeñando el Orinoco, el Marañón, el Amazonas. En el cauce, en las orillas, en las olas, en las corrientes y remolinos de ese río está sepultada una fortuna arrojada al trasto. O a las aguas. Sucede que el eficaz y muy mosca Estado yanqui metió la pata y todo el cuerpo al mudarse camisa de once varas y un metro. Pues gastó billones de verdes dólares durante tanto tiempo, tratando de aminorar la devastación de la creciente, en evitar algo que es parte genética de cualquier río.

En una loca carrera contra lo imposible, en una desastrosa lid por apagar el sol con un soplo, los emprendedores ingenieros y especialistas hicieron de todo un poco, diques, desviaciones, muros de contención, murallas de aminoramiento del caudal. Pero la creciente siguió su curso ya trazado. En su afán de controlar la creciente del Amazonas, que amenazaba entonces llevar a Iquitos, cierta vez se contrató ingenieros  yanquis para que construyeran un invencible muro protector de la ciudad amenazada. El muro no existe en ninguna parte. Se hundió antes de ser inaugurado con bombos y platillos. Entonces se gastó una pequeña fortuna en nada.

En el presente, en el hoy invadido por la inundación, se arroja al agua una fortuna. No en propiciar muros o desviaciones de estas aguas. En  atender a las víctimas de la inundación. Todos los años, con o sin  desengaños, se abren las arcas para hacer puentes precarios, donar alimentos, levantar carpas provisionales, comprar medicinas. Así  todos los años como si se tuvieran billones de dólares en el presupuesto. ¿Así será siempre o se hará para que esa fortuna se invierta en aprovechar la creciente?

(Visited 24 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorJhodernet
Artículo siguienteCapturan a “La gata”

2 Comentarios

  1. Sres. residí por 12 años en esa hermoza y hospitalaria tierra por estudios, personalmente percibí que es una región beneficiada por su petróleo y su recurso forestal por los cuales púplica y privadamente ingresa ingentes sumas de dinero por el llamado canon y sobrecanon, sin embargo la autoridad regional no aprovecha en forma racional estos recursos en beneficio de sus conciudadanos; las obras son pequeñas y pasajeras cayendo en la poca cosa y nada relevante, sin embargo se despilfarra sumas exorbitantes de dinero, en realidad Loreto es una región rica no se sabe hasta cuando durará el petróleo como recurso perecible y su foresta caera en lo mismo si no se racionan la tala. Por lo tanto señores del gobierno y local tienen para hacer buenas inversiones. Miren nada mas a su vecino San Martín sin alabar y comparar, sin tener eses recursos se estan haciendo buenas carreteras, puentes, colegios, etc. todo esas actividades es por un buen estudio y un buen lider;se sabe enque se va a beneficiar la región. ¿de qué vive San Martín? de su agricultura y el turismo es precisamente a eso que se orienta para poder y seguir invertiendo y colateralmente se van haciendo mas estudios de otros sectores y se va buscando financiamiento.
    Queridos amigos y paisanos exijan a sus gobernantes que toda obra que realicen y otras que piensen hacer sea duradero y no pasajera, y la comunidad también que ponga el hombro.
    Iquitos crece crece y crece en habitantes y poblan lugares de inundadables en realidad ¡creo que lo hacen con segunda! habiendo tanto terreno firme por la carretera hacia Nauta, para eso el gobierno regional y local tiene que promover el poblamiento de esos lugares bajo sensibilización, construyendo postas médicas y escuelas ambos implementados y mercados ; son motivos por lo que la gente se mueve a un lugar, es aquí señores donde trabajar.
    Algo mas, acostumbren a la gente poner su granito en cada obra ¡enséñenles a pescar no sólo darles de comer!.
    Hasta otra oportunidad.

  2. Simple y sencillamente no dejen construir viviendas en zonas inundables que circundan a las ciudades como, Iquitos, etc. Son por ley, Zonas Protegidas, y porque es incubadero del asistencialismo que los políticos y los beneficiados se aprovechan. Miren el malecón de Iquitos y, verán un claro ejemplo del desorden antojadizo. Todos tienen derecho a un techo, es cierto, pero debe darse dentro de la Ley y el Orden, que sí está establecido, pero que no se cumple.

Comments are closed.