La fanfarria olvida a discapacitados  

733
0
Compartir

Los exalumnos agustinos siempre hemos escuchado y leído aquella frase que dice: “no basta con hacer cosas buenas, hay que hacerlas bien”. Frase que sin lugar a dudas en la Municipalidad Provincial de Maynas a pocos les importa.

Luego de la fanfarria antes, durante y después de la reinauguración de la rehabilitada plaza 28 de julio, con el paseo de Ana Kholer y las integrantes de Explosión por numerosos medios de comunicación y tras la fiesta reinaugural del pasado viernes, se ha podido comprobar, por más que algunos profesionales municipales lo quieran minimizar, que la plaza presenta una serie de detalles que van más allá de las fisuras detectadas el pasado martes y que generó comentarios a favor y en contra no solo en redes sociales, sino en los medios de comunicación.

A la anunciada intervención de la Fiscalía Anticorrupción a la obra que hasta antes de su reinauguración estuvo observada por la Contraloría, pocos se han percatado que la gestión de la alcaldesa Adela Jiménez está preocupada en otras cosas más que en supervisar que las obras se ejecuten bien. La gestión edil se olvidó sin perdón alguno de los hermanos discapacitados. O es que creen que una plaza del tamaño de la 28 de Julio solo necesita de esas pocas vías de acceso para discapacitados.

Todo aquel que tenga que desplazarse en una silla de ruedas, bastón o muletas, o con problema visual, tendrá que buscar detenidamente las pocas vías contemplada en una obra cercana al millón de soles.

Los amigos discapacitados, creo por ahora, no han hecho sentir su voz de protesta, y si lo hicieron nadie, ni este columnista, se ha percatado. Me resulta difícil pensar que la alcaldesa, arquitecta de profesión, no haya observado este detalle que no es mínimo y que es una omisión muy lamentable. O es que ella considera que basta con esos accesos para personas con discapacidad.

Así las cosas y siendo franco en expresar que por la tiranía del tiempo, me es complicado ahondar sobre la ya famosa plaza 28 de Julio, en la que jugué de niño y adolescente, la que ha permitido mostrar que la gestión de la alcaldesa Adela Jiménez no está por el camino correcto. Si con una obra como la plaza 28 se ha dejado de lado detalles importantes, no quiero imaginarme qué pasará con la aún esperada refacción de las destrozadas pistas de la ciudad. Antes de que envié estas líneas al director, no quiero olvidarme en recordarle a quienes aseguran que la fiesta del viernes estuvo bien organizada, que no se mientan, porque si algo faltó en una actividad en donde bebimos unas agradables y refrescantes cervezas fueron baños provisionales. De ello no me dejarán mentir algunos amigos funcionarios municipales a los que pude lanzarles un salvaorina.

coquicarrillo@yahoo.com

@reporteropro

(Visited 82 times, 1 visits today)