Jhodernet

178
0
Compartir

Y llegó el tren

Tanto fue el ofrecimiento del trencito, que por fin por las calles del centro de Iquitos transita uno. Grata sorpresa provocó entre las personas que circunstancialmente se encontraban a su paso por la zona monumental ayer. Incluso algunos se sobaban sus ojos pensando que estaban viendo una visión, un espejismo. La idea esta interesante y creemos que todo vale para provocar la atención de los turistas. Una singular locomotora jalando los vagones de pasajeros contemplando el paisaje natural que ofrece el malecón Tarapacá, por ejemplo.

Quién controla eso

A propósito, quién otorga los permisos a estas furgonetas navideñas que hacen pasear a las personas por unas cuantas monedas por el centro de la ciudad. No sé si cumplen con los mínimos requisitos de seguridad, más si se nota que sus principales usuarios son niños. No es la primera vez, ya vienen desde hace varios años con este servicio, pero ahora se nota que tienen paradero a un costado de la iglesia Matriz y sus rutas se ha extendido por otras calles y ya no solo en el perímetro de la plaza. Preocupa ver cómo van en medio del tránsito loco de calle Arica y Prospero, y nadie se muestre preocupado por eso.

Lluvia de renuncias

Y sigue la fuga en las filas de los ppkausas, esto es como una hemorragia incontrolable provocada por la crisis de la vacancia y el indulto. Congresistas y ministros le han dicho chau al presidente Pedro pablo Kuczynski y tal parece que esto va a seguir en los próximos días y contenerlo no será posible ni con sangre de grado ni resina de plátano. En tanto, las calles siguen movidas con protestas por un lado y respaldos por otro. Vaya manera de despedir el año que tendremos.

Huele feo

Basura y más basura en estos días de fiesta.

La feria navideña callejera de Belén ha recibido una andanada de críticas ante la terca obsesión del alcalde Richard Vásquez de que está se realice en las inmediaciones del gran mercado. Pero ahora a eso se suma la feria de la basura, que castiga por estos días diferentes puntos del distrito, provocando la justificada indignación de los vecinos, quienes ante las cámaras de Pro y Contra Noticias, manifestaron que así con esos basurales pasaron Navidad.

Prevenir antes que lamentar

En los días previos, durante y después de la Nochebuena, lamentablemente se registraron accidentes de tránsito, incluso con saldo trágico. Por eso es oportuno que todos tomemos conciencia y que las autoridades tomen las medidas pertinentes para reducir al máximo esta posibilidad de ensombrecer la fiesta de fin de año. Pero hay que decir con claridad, que está en uno, en primera persona, evitar accidentes y tragedias. Dejemos nuestras motos y carros en casa, más si es casi seguro que iremos a alguna reunión donde beberemos algún tipo de licor. Tomemos esa decisión y disfrutemos la noche del 31.

La fe no mueve montañas

Los trabajadores CAS de la Diresa han tomado como una broma de mal gusto la respuesta a su demanda por parte del director de Salud, Aníbal Muñoz. Quién ante el pedido de pago de sus respectivos sueldos, les pidió que tengan fe que antes de fin de año van a cobrar. Entenderá el doctor Muñoz que con fe no se alimentan ni mantienen a sus familias estos trabajadores, por eso ellos se sienten burlados y más allá de que hoy sea día de Santos Inocentes, ruegan que ojalá tengan buenas noticias.

Pan y no panetón

Pero trabajadores de otros estamentos, también están reclamando sus pagos. Les han hecho pasar una Navidad a pan y agua y ahora están protestando hasta en la puerta de las viviendas particulares de las autoridades. Qué se les puede decir, que respeten a la familia cuando las suyas pasaron las de Caín en estas fiestas. No pues, ni modo. Las autoridades deben ser más consientes, no pueden jugar con el sueldo de los trabajadores. Eso es sagrado, aquí, en la China y en Belén.

Cuenta regresiva

Quemando los muñecos se cree que se vuelven ceniza los problemas.

Y se va despidiendo el 2017, la mayoría ruega que desaparezca del calendario lo más pronto posible, que los días pasen volando y que venga de una buena vez el 2018 con todo ese cargamento de esperanza con que llega todo año nuevo, pero ya ven, al final, tras el paso de los 12 meses deseamos que todo llegue a su fin sin contemplación alguna. Vamos a ver cómo vienen estos próximos 365 días. Aunque por la coyuntura en el país, de que comenzará recontra movido, comenzará.

(Visited 144 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorVamos Perú
Artículo siguienteEsos vuelos

Deja un comentario