Jhodernet

177
0
Compartir

Dueños de las calles

Policías y militares celebran sus aniversarios cerrando calles o dejando estrados por varios días.

Desde el lunes pasado hasta el sábado estuvieron armados tres estrados en la cuadra dos de Napo, frente a la plaza de Armas, perjudicando el tránsito por la zona monumental. Por lo tanto zona restringida. Durante 5 días estuvieron ahí, así, como si nada. Dos fechas del calendario cívico militar fueron la causa de esta prepotencia. El Día de la PNP y el del Ejercito. Durante ese tiempo solo un carril estaba disponible y los conductores no tenemos otra cosa que tragarnos ese sapo.

Ellos tienen corona

Si un colegio, una institución cualquiera, o tal o cual vecino de esta ciudad haría lo mismo en su zona, pues en menos que canta un gallo le caería la municipalidad y hasta la misma policía, porque está prohibido interrumpir el libre tránsito de las personas. Que la vía por ser pública debe estar despejada por una cuestión de seguridad. Es decir todos los argumentos legales para demostrarnos que estamos en falta y que amerita tremenda multa. Pero claro, eso solo se aplica a los civiles, pero a los uniformados no se les toca.

Hombre de palabra

El alcalde de Punchana, Euler Hernández, en reciente entrevista con Pro y Contra Noticias, se comprometió a entregar la plaza de Grau antes de la fecha central de La Purísima, y cumplió con su palabra. Más allá de asuntos políticos, de si uno simpatiza o no con el burgomaestre, lo que debemos tomar en cuenta, ahora, La autoridad punchanina cumplió con su palabra. Y eso es algo que no puede dejarse pasar por alto, más cuando estamos acostumbrados a que estas personas con poder honren la misma. Que su ofrecimiento oral tenga el peso de documento firmado, pues ni eso siquiera son capaces de cumplir la mayoría. Por eso se saluda la actitud de Euler.

Modernidad vs arboles

Punchana ya tiene una nueva plaza, moderna dirán algunos, pero lo que llama la atención ya preocupa es que tenga tan poco verde. El fierro y el cemento, una vez más, es sinónimo de desarrollo, los árboles, las plantas, flores, no cuentan mucho. Las áreas verdes, los jardines, son tomados en cuenta mezquinamente. Alguien decía, que al mediodía es imposible que algún vecino pueda sentarse en una de sus bancas, igual sucede con la plaza de San Juan, donde, incluso, especie de chalupas Sirven de techo sobre las bancas, a pleno sol es para sentirse dentro de un microondas, sin exageración alguna.

Una fiesta más

La Purísima, una vez más a pasado sin pena ni gloria, una fiesta patronal que hace años debería ser referente de celebraciones patronales en todo el país, al igual que la fiesta de San Juan, pero por tener autoridades tan limitadas, sin visión, mezquinas y conformistas, tenemos lo que tenemos, una simple actividad doméstica, donde el trago y los bailes son la principal razón de los organizadores, otros puntos intranscendentes del programa solo están ahí de relleno y nada más.

No se pudo

Un sueño trunco y solo queda comenzar de nuevo.

Las ganas, el intento, el deseo, no son suficiente cuando se trata de conquistar títulos como el de la Copa Perú. Se necesita además, y por sobre todas las cosas, preparación, categoría y capacidad. Estudiantil CNI, fue un equipo con jugadores afanosos y con entrega, pero no le alcanzó y se quedó la afición loretana de tener futbol profesional nuevamente en el Max Agustin. Tampoco, logramos el derecho de estar en la Segunda de Ascenso o Profesional B.

A pensar y planificar

Binacional de Arequipa levantó la Copa Perú 2017 y Atlético Grau se va a Segunda Profesional, los dos cuadros amazónicos, vale decir Estudiantil CNI y José Carlos Mariátegui, solo les toca regresar a la etapa inicial de la Copa Perú en sus respectivas regiones. Vamos a ver si el próximo año logramos con mayor preparación y un equipo más sólido llegar a la finalísima del futbol macho. Sin embargo hay que reconocer que Estudiantil CNI estuvo disputando su posibilidad de subir a la máxima categoría después de superar una serie de etapas, cada una más complicada y difícil. Vaya por ello el reconocimiento a esta institución deportiva iquiteña.

Fin de semana ardiente

Las calles de Iquitos fueron una verdadera caldera.

El mercurio de los termómetros alcanzaban los 40 grados de temperatura, durante estos días de fin de semana. Tremendo calor que soportamos los iquiteños y el temor es que luego de este “horno” vengan las lluvias fuertes, los vientos por encima de 40 kilómetros por hora, los truenos y relámpagos. Por eso algunos dicen que prefieren aguantar esta caldera y no sufrir las consecuencias de las violentas tormentas.

(Visited 57 times, 1 visits today)

Deja un comentario