Jhodernet

179
0
Compartir

Al vesre

Estamos en el mundo al revés. Donde el huevo le fríe a la sartén. Donde llueve desde la tierra hacia el cielo. Donde diciembre es el primer mes y enero el último del año. Donde los invasores de terrenos denuncian a los propietarios. Sí. Eso está pasando y una leguleyada le permite semejante barrabasada. Quién puede entender eso. Quién explica eso.

Tienen “padrinos”

Poder Judicial no debe ponerse del lado del delito, es decir de los invasores.

Pero eso no debe ni sorprendernos porque en el mismísimo Poder Judicial hay casos donde están involucrados autoridades en gestión como “facilitadores” o “promotores” de invasiones de terrenos. Si no creen pregúntenle nomás al señor Noe Cheglio todo el vía crucis que está atravesando su familia por culpa de estos delincuentes -invadir terrenos es delito- y que ha presentado denuncia formal contra el gobernador y el exdirector regional de Agricultura. Cosa de locos.

¿Y los bomberos?

En medio de todo el caos del reciente incendio y el movimiento de las autoridades e instituciones para atender a los damnificados, vuelve a ponerse en evidencia la situación de los bomberos y sus tremendas carencias de equipos e implementos indispensables para combatir el fuego y emergencias. Y vaya que lo hacen, incluso arriesgando sus propias vidas.

Menos bla, bla, bla

Pero la pregunta sigue siendo la misma. Hasta cuando las autoridades pasarán del discurso a la acción. Cuando será menos el discurso de plazuela y más el aporte en bien de los bomberos. Es un reto que como sociedad deberíamos asumir. Deberíamos, por lo tanto, exigir al gobierno nacional, gobierno regional y municipalidades provinciales y distritales, que prioricen la ayuda a los hombres y mujeres de rojo.

Más responsabilidad

Mucho cuidado con la tos ferina, sobre todo en los niños.

Eso de más vale prevenir que lamentar, se aplica perfectamente en el tema de Salud, y concretamente en el caso de la tosferina, que ya ha cobrado la vida de 6 niños menores de 2 años en Iquitos. Todo parece indicar que no han sido vacunados y esa es una lamentable realidad porque muchos padres de familia se muestran reacios porque temen que sus recién nacidos tengan fiebres y otras reacciones secundarias que son normales según han explicado los especialistas.

Sin pretextos

Hay que ser claros y directos. Qué es preferible. Que nuestros niños tengan una fiebrecilla como reacción a las vacunas pero que estén sanos toda la vida, o poner en riesgo sus vidas todo por evitar una simple fiebre. Sin embargo también hay que decirlo que las autoridades del sector Salud deben insistir en las campañas de sensibilización al respecto. Una y otra vez. No queda otra.

Protestas venenosas

Quemando llantas no se puede exigir derechos.

No hay día en que no se registre una protesta por diferentes motivos de pobladores en diversos sectores de la ciudad de Iquitos, contra tal o cual autoridad. Ante esto diremos que están en todo su derecho si es que sienten que no son atendidos en su justa demanda. Si se sienten burlados por los que eligieron para servirlos.  Eso se entiende. Pero lo que no entenderemos jamás es que por ese motivo tengan que quemar llantas indiscriminadamente. Quiero mi pista aunque contamine el aire que respiramos todos. Parece ser la lógica equivocada de muchas personas.

 

(Visited 76 times, 1 visits today)
Compartir
Artículo anteriorLa ciudadanía plana
Artículo siguienteUn puente cerrado